Martes 3 de agosto de 2021

El pueblo jujeño honró a la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya

  • 8 de octubre, 2013
  • San Salvador de Jujuy
Miles de jujeños participaron de la procesión por las calles de la capital provincial y renovaron su compromiso de fe con Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya, patrona de la diócesis y de la provincia de Jujuy. La imagen mariana fue escoltada por el obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández y sacerdotes del clero diocesano. "Hoy con nuestra madre seamos el pueblo que canta, que no se olvida de los pobres, para que nuestra vida y la fe en este año de la fe entusiasmen, den ganas de vivir, razones para creer, amar. Es posible encontrar la dicha en el dolor, como le pasó a María", subrayó en la homilía. En los próximos domingos de octubre se realizarán peregrinaciones desde la catedral del Santísimo Salvador hasta el santuario dedicado a esa advocación mariana, distante a 7 kilómetros de la capital provincial.
Doná a AICA.org
Miles de jujeños participaron de la procesión por las calles de la capital provincial y renovaron su compromiso de fe con Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya, patrona de la diócesis y de la provincia de Jujuy.

La imagen mariana fue escoltada por el obispo de Jujuy, monseñor César Daniel Fernández y sacerdotes del clero diocesano.

La procesión salió desde la catedral-basílica local y avanzó sobre la calle Belgrano acompañada por cientos de devotos que saludaron el paso de la Virgen María con pañuelos celestes y blancos.

La procesión también contó con el acompañamiento ?según la prensa local- de una banda de sikuris del barrio Mariano Moreno y de grupos de oración y comunidades parroquiales que se sumaron con sus estandartes y pequeñas imágenes de la Virgen.

Al llegar a la catedral, monseñor Fernández presidió la misa desde un altar acondicionado en el atrio del templo.

El prelado recordó que la celebración tiene que ver con la historia de la provincia, pues "la milagrosa aparición de la Virgen es un signo de su presencia en el nacer de este pueblo argentino".

"Quienes no tienen defensor tienen la ayuda de Dios, el que nos saca del mayor pleito que podamos tener; Jesucristo escucha e intercede. Tenemos que interiorizar el misterio del amor de María", subrayó.

"Hoy con nuestra madre seamos el pueblo que canta, que no se olvida de los pobres, para que nuestra vida y la fe en este año de la fe entusiasmen, den ganas de vivir, razones para creer, amar. Es posible encontrar la dicha en el dolor, como le pasó a María", agregó.

En los próximos domingos de octubre se realizarán peregrinaciones desde la catedral del Santísimo Salvador hasta el santuario dedicado a esa advocación mariana, distante a 7 kilómetros de la capital provincial.+