Martes 20 de abril de 2021

Rechazo de investigadores católicos a la clonación de células humanas

  • 20 de mayo, 2013
  • San Juan
Docentes e investigadores del Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo dieron a conocer una declaración con la cual llamaron la atención sobre los importantes riesgos que se corren ante la clonación de vidas humanas con fines científicos o terapéuticos. El método utilizable es objetable por cuanto "ha creado deliberadamente vida humana ?embriones- que luego serán destruidos para un eventual fin terapéutico". Denunciaron que "responde a la lógica de la instrumentalización del ser humano" y recordaron que "no todo lo que técnicamente se puede hacer, reviste por ello estatuto moral adecuado".
Doná a AICA.org
Docentes e investigadores del Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo dieron a conocer una declaración con la cual llamaron la atención sobre los importantes riesgos que se corren ante la clonación de vidas humanas con fines científicos o terapéuticos.

Esta declaración surge en torno a una reciente noticia publicada por la revista científica Cell que anuncia la obtención de células madre idénticas a las de una célula somática de piel a través de un proceso de reprogramación y clonación en seres humanos.

Según fuentes periodísticas, la técnica científica habría consistido en extraer núcleos de las células de la piel de un chico con una enfermedad genética y fusionarlos con óvulos humanos donados, ya sin núcleo. El resultado habría sido la obtención de embriones humanos de los cuales se extrajeron células madres genéticamente idénticas al niño enfermo, para avanzar en alguna línea de investigación terapéutica.

Para los profesionales, el método utilizable es objetable por cuanto "ha creado deliberadamente vida humana ?embriones- que luego serán destruidos para un eventual fin terapéutico". Denunciaron que "responde a la lógica de la instrumentalización del ser humano" y recordaron que "no todo lo que técnicamente se puede hacer, reviste por ello estatuto moral adecuado".

Texto completo de la declaración
"Ante la noticia de los recientes hallazgos sobre la creación de nuevas vidas humanas artificialmente producidas que responden a fines terapéuticos La Nación, 16/5/2013) en la Universidad de Oregón, Estados Unidos, el Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo, entiende necesario advertir a la comunidad acerca de las objeciones bioéticas que merece este anuncio.

La técnica, según fuentes periodísticas, habría consistido en extraer núcleos de las células de la piel de un chico con una enfermedad genética y fusionarlos con óvulos humanos donados, ya sin núcleo. El resultado habría sido la obtención de embriones humanos de los cuales se extrajeron células madres genéticamente idénticas al niño enfermo, para avanzar en alguna línea de investigación terapéutica.

Conviene aclarar al respecto:

1)Que la acción misma de clonar seres humanos es de suyo inmoral, porque se trata de una reproducción asexuada, artificial, no acorde con la dignidad de la persona humana.

2)El método utilizado es objetable por cuanto ha creado deliberadamente vida humana ?embriones- que luego serán destruidos para un eventual fin terapéutico. Esta técnica responde a la lógica de la instrumentalización del ser humano: destruye vida para lograr, quizá, mejor calidad de vida. No todo lo que técnicamente se puede hacer, reviste por ello estatuto moral adecuado.

3)El principio del doble efecto no podría ser aplicado a esta circunstancia, por cuanto uno de los requisitos esta ausente, que es la bondad integral de la acción humana. Para obtener un bien, nunca es lícito transitar un mal.

4)Ya en el ámbito del Derecho de Familia, abriría un debate sobre el eventual vínculo filiatorio entre el original del clon (niño enfermo) y el clon producido. ¿Qué parentesco tendría este nuevo ser respecto a quienes donaron núcleo de la célula y óvulo? ¿Se podría hablar de "hijo" cuando en realidad se trata de un clon de uno mismo?

5)En un momento de fuerte lucha cultural contra cualquier forma de trata y tráfico de niños, este experimento que se presenta como logro, ¿no acabará promoviendo lo que queremos evitar? La vida humana, cualquiera sea el modo en que ha llegado a la existencia, debe ser respetada desde el primer instante.

6)La falta de consenso en la comunidad científica que rápidamente reclama una veda internacional para este tipo de experimentos (Human Genetic Alertentre otros), es una clara advertencia acerca de los peligros de un avance biotecnológico desvinculado del orden ético".+