Sábado 27 de noviembre de 2021

Card. Poli: "El Buen Pastor, nunca abandona a su rebaño en los peligros"

  • 4 de mayo, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, presidió el misa del domingo del Buen Pastor en la catedral metropolitana
Doná a AICA.org

El cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires, presidió el misa del domingo del Buen Pastor en la catedral metropolitana, en la que recordó que “al Pastor de los Pastores no le interesa tanto que sus discípulos sean líderes en conducción, sino que demuestren su capacidad de amar y de servir al santo pueblo de Dios”.



“Así unidos a Él por la vía del amor, cuando los pastores llamen al rebaño, las ovejas sabrán escuchar la voz de Jesús mismo. Aun delegando el oficio pastoral a los hombres elegidos por Él, Jesús sigue siendo el único pastor de las ovejas. El rebaño sólo le pertenece a Él”, sostuvo.



El purpurado porteño se refirió al aislamiento por la pandemia del coronavirus, que obligó a celebrar la misa del Buen Pastor en directo por televisión.



“Todos sabemos que estamos viviendo momentos muy especiales, en estos días en los que la consigna es cuidar nuestra propia vida y la de nuestros semejantes, no dejamos de expresar dudas y temores frente al riesgo del contagio y la posibilidad de enfermarnos”, expresó.



“Nunca estuvo tan expuesta la salud de la gran familia humana y lo que parecía lejano, ocurre en nuestros barrios, comunidades, en vecinos y nuestras propias familias”, agregó.



El primado argentino reconoció que “el aislamiento social puede convertirse en cansador y por momentos insoportable, pero no olvidemos que ante las pruebas nos asiste la espiritualidad cristiana que nos ayuda a afirmar nuestra confianza en que Jesús, Buen Pastor, nunca abandona a su rebaño en los peligros”.



Tras invitar a reconocer la voz del Resucitado que dice: “Yo he venido para que las ovejas tengan vida, y la tengan en abundancia”, sugirió leer el “bello” Salmo 22. “Espero que lo graben en la memoria y lo guarden en el corazón”, expresó.



El cardenal Poli animó a repetirlo con él:



El Señor es mi Pastor, nada me puede faltar

El me hace descansar en verdes praderas,

Me conduce a las aguas tranquilas,

Y repara mis fuerzas,

Me guía por el recto sendero,

Por amor de Su Nombre,

Aunque cruce por oscuras quebradas,

no temeré ningún mal,

porque tú, Señor, estás conmigo;

tu vara y tu bastón me infunden confianza.

Me preparas ante mí una mesa

ante los ojos de mis enemigos;

unges con óleo mi cabeza,

y tu gracia me acompaña a lo largo de mi vida.

Y habitaré en la casa del Señor

por muy largo tiempo
.



La celebración http://canalorbe21.com/videos/5ead848ee0355607cc376543.+