Viernes 15 de octubre de 2021

Más de 3000 religiosas ayudan a los necesitados durante la pandemia

  • 28 de abril, 2020
  • Varsovia (Polonia) (AICA)
Ante la escasez de personal causada por la pandemia del coronavirus, más de tres mil religiosas polacas se comprometieron a ayudar a los necesitados en hospitales, centros de atención, escuelas.
Doná a AICA.org

Ante la escasez de personal causada por la pandemia del coronavirus, más de tres mil religiosas polacas se comprometieron a ayudar a los necesitados en hospitales, centros de atención, escuelas o cosiendo máscaras y delantales protectores. Son doctoras, enfermeras, educadoras, dan ayuda psicológica, consuelo, asistencia social, entre otras actividades, informaron las congregaciones religiosas femeninas a la Conferencia Episcopal Polaca.



Muchas de ellas -informa la hermana Jolanta Olech, de la Congregación de las Hermanas Ursulinas, secretaria general de la Conferencia de Superiores Mayores de las Congregaciones Religiosas Femeninas de Polonia- se ocupan de los ancianos, los que viven solos y los sin techo. Ayudan a hacer las compras”, dijo la religiosa, “preparan provisiones y comidas calientes, ayudan a las familias en la cuarentena y proporcionan asistencia por teléfono”. Brindan ayuda espiritual en situaciones de crisis familiar; ayuda psicológica profesional por teléfono; realizan entrevistas terapéuticas; se ocupan de proyectos educativos para niños, jóvenes y familias y recaudan fondos.



Las congregaciones religiosas femeninas también brindan apoyo espiritual en situaciones de crisis familiares; ayuda psicológica profesional por teléfono; están de guardia en la línea de ayuda; conducen charlas terapéuticas; preparan proyectos apostólicos y educativos para niños, jóvenes y familias a través de mensajeros.



Su apoyo no se limita a la caridad y la ayuda sicológica, sino que comprende sobre todo oraciones por el fin de la pandemia, por el personal médico y por los enfermos. Las hermanas rezan el Rosario todos los días a las 20.30, en comunión con toda la Iglesia polaca, ayunando, haciendo sacrificios y organizando la adoración del Santísimo Sacramento.



Las congregaciones religiosas femeninas dirigen en Polonia un hospital con 84 camas; 37 centros de atención y tratamiento y enfermería y atención para 2600 personas; 4 centros de rehabilitación; 56 hogares de apoyo para niños y jóvenes para más de 3800 personas; 60 hogares de ancianos para adultos: más de 4300 personas; 8 instalaciones de atención las 24 horas para enfermos y discapacitados: aproximadamente 160 personas; 30 hogares de ancianos y enfermos: aproximadamente 1000 personas; 7 casas para madres con hijos menores de edad: 72 personas; 80 comedores para personas sin hogar y puestos de comida; 120 centros de atención y educación para niños y jóvenes con necesidades especiales, huérfanos naturales y sociales, unas 1700 personas y 80 salas de día comunitarias para unos 2700 niños y jóvenes. +