Domingo 5 de diciembre de 2021

Mons. Buenanueva fundamentó por qué se decidió suspender el culto público en la cuarentena

  • 27 de abril, 2020
  • San Francisco (Córdoba)
El obispo de San Francisco reflexionó sobre el video viral en el que familias y jóvenes católicos interpelan a los referentes episcopales con el pedido: "¡Devuélvannos la misa!"
Doná a AICA.org

El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, reflexionó sobre el video viral en el que familias y jóvenes católicos interpelan a los referentes episcopales con el pedido: “¡Devuélvannos la misa!”, dado que la cuarentena por el Covid-19 derivó en la suspensión del culto público.



El prelado consideró que este reclamo es “muy sincero, y tiene muchos aspectos legítimos”, pero evaluó como “poco feliz” el uso del imperativo: “Devuélvannos la misa”, porque “estaría dando pie a que esta decisión, no sólo sería incorrecta, sino que obedecería a una voluntad no del todo recta, de quitarle al pueblo de Dios algo indebidamente”.



“Lo primero que quiero aclarar es que la decisión de suspender el culto público no ha sido difícil, ha sido dificilísima y es, en este momento, absolutamente dolorosa para todos: para los obispos, para los sacerdotes...”, aseveró.



El obispo precisó que esta “dolorosa decisión” se adoptó no sólo porque la legítima autoridad lo ha mandado, sino porque “tiene un fundamento que abreva en el Evangelio, y en un valor fundamental del Evangelio”.



“No hemos tomado esta decisión ni por cobardía, ni por miedo y menos aun por falta de fe. Ha sido una decisión pastoral, fruto de un acto de gobierno que supone un discernimiento muy serio”, sostuvo.



Monseñor Buenanueva le trasladó a los reclamantes tres inquietudes: “La primera es una pregunta, ¿ustedes han sopesado, realmente, la razón de fondo que hemos tomado los pastores para tomar esta decisión?”



“Esa razón es cuidar la vida de personas, más vulnerables, en riesgo real de contagio de un virus de un virus que puede llegar a ser muy grave, hasta el punto de suponer la muerte de quien se contagia. Cuidar la vida, salvar la vida, toda vida vale. Es la razón de fondo, no es una cuestión peregrina. Hay que sopesar esto. Me parece que se pasa rápidamente sobre ella”, planteó.



“La segunda cuestión que me parece que surge después de escuchar este video y este reclamo… Sentimos todos la ausencia de las celebraciones comunitarias, apreciamos las celebraciones por ‘streaming’ que sabemos que nunca van a sustituir la liturgia compartida, pero la expresión de caridad evangélica permite que la Palabra siga adelante. Yo lo resumo en una frase: ‘el Espíritu no está en cuarentena y sigue animando a nuestras comunidades”, subrayó, y dirigiéndose a los reclamantes, dijo: “Creo que tienen que ampliar la mirada y ver mejor la gracia que está pasando en nuestras comunidades cristiana”.



El prelado señaló que “la Eucaristía es fuente y culmen de la vida cristiana. Hay que ver cuánta vida cristiana está en este momento, hermosamente, desplegándose como respuesta de fe a este desafío que es la cuarentena por el Covid-19 y planteó la tercera y última objeción a los reclamantes, a la que considera “la más importante”.



“¿Cuál es la voluntad de Dios para nosotros en este momento, qué nos está pidiendo Dios ahora?”, preguntó, al dar detalles del discernimiento que hicieron los obispos para tomar la decisión.



“Por ahora el culto va a seguir suspendido”, sintetizó, y concluyó: “Hemos entrado en diálogo con el Gobierno, para que así como se está abriendo la cuarentena -también hay voces críticas respecto a esto dado que la Argentina estaría entrando en una fase importante del contagio- se tenga previsto que paulatinamente y bajo condiciones objetivas, que los expertos en salud sobre todo nos tendrán que indicar, se pueda retomar la vida litúrgica de nuestras comunidades”.+