Miércoles 1 de diciembre de 2021

Asamblea "virtual" del Movimiento de los Focolares en medio de la pandemia

  • 30 de marzo, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La reunión estaba programada hace tiempo para el 21 de marzo en la Mariápolis Lía, pero debió reprogramarse y reorganizarse a raíz de la cuarentena por la crisis sanitaria del Covid-19.
Doná a AICA.org

El Movimiento de los Focolares realizó su Asamblea Zonal del Cono Sur, en modalidad virtual por la pandemia del coronavirus, en la que fueron elegidos los representantes para la Asamblea General que se realiza cada 6 años para renovar las autoridades y proyectar el próximo sexenio.



La reunión estaba programada hace tiempo para el 21 de marzo en la Mariápolis Lía, pero debió reprogramarse y reorganizarse a raíz de la cuarentena por la crisis sanitaria del Covid-19.



Iban a ser cuatro días de retiro, evaluación, proyección y finalmente las votaciones para elegir a los seis representante en la próxima asamblea general.



Finalmente se redujo el programa para adaptarlo a las circunstancias imperantes y el domingo 22 de marzo, a las 8.30 el zoom (programa que permite video conferencias) comenzó a llenarse: 5, 20, 60, 130, 200 pantallas interconectadas.



A las 9 se silenciaron los micrófonos y comenzó el retiro. “Presentaciones, un momento de silencio para un coloquio profundo con Jesús, una zambullida en la experiencia del “Paraíso del ‘49” de la mano de Gabriel Ferrero desde La Plata y Soni Vargas desde La Paz, Bolivia. Inmediatamente se generó un intercambio que siguió luego en pequeños grupos”, describieron los participantes el momento.



A las 15, nuevamente conectados, Norberto Cartechini, desde la Mariápolis Lía, habló sobre “El discernimiento comunitario”. También allí el intercambio fue abundante. Siguió un breve momento para individualizar las tres características más importantes que debía tener quien fuera representante en la asamblea general.



A través de un formulario de Google cada uno se expresó y surgió una nube de palabras donde primaban: escucha, apertura, humildad, proactivo…



Después de recordar algunos pasos de participación general antes de la asamblea, se concluyó con la misa, celebrada por el presbítero Mariano Carrizo desde Mendoza y animada por el coro de la Mariápolis Lía.



El lunes 23, antes de dar paso al proceso eleccionario, Gladys Giudicati, desde Salta invitó a reflexionar con algunas respuestas de Chiara Lubich, grabadas en video, sobre la importancia de los Estatutos.



El resto de la mañana y la primera parte de la tarde estuvo dedicado a las votaciones. Se trataba de elegir, según lo especificado en los Estatutos, a dos focolarinas y dos focolarinos de votos perpetuos y a una focolarina casada y un focolarino casado con promesas perpetuas. No había ninguna indicación, cualquier focolarina o focolarino que reuniera esas condiciones podía ser elegido. En la primera votación surgieron tendencias que en las dos siguientes se fueron afirmando.



Al caer de la tarde fueron presentados a la asamblea los representantes elegidos que formalmente aceptaron el nombramiento: Paula Luengo, chilena, del focolar de Santiago de Chile; Paula Renata González, argentina, del focolar de Santiago de Chile; Diana Durán, focolarina casada paraguaya del focolar de Asunción, Paraguay; Elbio Danilo Olivera, argentino, del focolar de Rosario, Argentina; Alberto Darío Russi, argentino, de la Mariápolis Lía, Argentina; y Gerardo Walter Cilintano, focolarino casado uruguayo del focolar de Montevideo, Uruguay.



Participarán en la asamblea general junto a los dos delegados de la zona Cono Sur: Griselda Imvinkelried y José Antonio Polimeni.



Más información www.focolare.org.+