Domingo 5 de diciembre de 2021

Mons. Mestre: Tres modos de entender el Reino de Dios

  • 27 de noviembre, 2019
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
Reflexión semanal para el domingo 24 de noviembre
Doná a AICA.org

En su reflexión semanal para el domingo 24 de noviembre, en la fiesta de Cristo Rey, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, se refirió al Evangelio de San Lucas en tres formas de entender el Reino de Dios.



Primera forma de entender el Reino: los jefes, los soldados y uno de los malhechores

Al comenzar, el prelado se rifirió a los personajes “que desfilan delante del Señor crucificado y que entienden el Reino de Dios solamente según las categorías de este mundo”. Esto se traduce en un mundo marcado por el “poder humano” y “el dominio impuesto”. Por eso, ellos le piden a Jesús “que baje de la cruz”. Ellos entendían el reino “como esplendor, lujo y suntuosidad”. Monseñor Mestre aclaró que esto sigue siendo una tentación en nuestros días.



Segunda forma de entender el Reino: “el buen ladrón”

En el segundo punto, el obispo marplatense mencionó al malhechor que “entendió bien el Reino de Jesús”. Este ladrón “captó con claridad que el Reino de Jesús no pasa por la mundanidad, sino que su Reino es perdón, misericordia y vida nueva para todos”. En este sentido, el buen ladrón nos enseña que “el poder del Reino de Dios pasa por la salvación gratuita”. Él entendió “que el Maestro era Rey servidor para rescatarlo del pecado y por eso dejó que Jesús reinara en su corazón”.



Reinar “con” y “como” Jesús, en clave de servicio

Al concluir, monseñor Mestre se detiene en Jesús: “Somos discípulos de su Reino. Jesús reina en nosotros si le abrimos sinceramente nuestro corazón”. Entonces, “si el Señor reina con nosotros, nosotros debemos reinar como Él”. Celebrar la fiesta de Cristo Rey del Universo “implica sentirnos llamados a reinar con Él”, afirmó el prelado marplatense. “Jesús enseña con su propia vida que su Reino es entrega generosa y gratuita, nos recuerda que el poder es servicio y no tráfico de influencias, opresión y manipulación negativa de las personas”. En este sentido, animó a “confrontar estas categorías de Reino con nuestro obrar cotidiano”. +