Sábado 23 de octubre de 2021

Mons. García: "La justicia de Dios se hace realidad a través de los hombres"

  • 15 de agosto, 2018
  • La Matanza (Buenos Aires)
El obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, presidió el 12 de agosto en el barrio Las Achiras, de Villa Celina, la misa por las "Tres T": Tierra, techo y trabajo. Durante la misa se celebraron más de 30 bautismos.
Doná a AICA.org
Con una misa celebrada en el barrio Las Achiras, de la localidad de Villa Celina, el obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, rezó el 12 de agosto por las "Tres T": Tierra, techo y trabajo.

"La promesa de Dios, aunque a veces pareciera que se esfuma, se cumple siempre", afirmó el obispo. "Dios puso en nuestras manos todo lo que necesitamos. Hace falta que nosotros aprendamos a distribuirlo, a compartirlo, a hacer, desde nuestra responsabilidad, que eso llegue a quien más lo necesita", señaló.

"Tierra, techo y trabajo", consideró monseñor García, son "sinónimo de la dignidad que necesitamos todos los hombres para poder vivir, crecer y desarrollarnos, sentirnos que estamos en este mundo, no ocupando un lugar sino construyendo una historia".

"Pedimos la dignidad para cada persona, pedimos que haya tierra, techo, trabajo, pedimos paz, pan; pedimos que haya lo necesario. Tenemos que pedírselo a Dios, pero también pedírselo a los hombres", agregó.

"La justicia que viene de Dios tiene que hacerse realidad a través de la mano de los hombres", aseguró.
"También hemos celebrado bautismos porque es el signo de la dignidad de ser hijos de Dios", afirmó, en referencia a los más de 30 bautismos impartidos durante la celebración.

"Le tenemos que pedir a Dios que mueva el corazón de los hombres para que aquello que pidamos y que los hombres tienen que dar, se haga realidad, y que entonces así su promesa se cumpla", concluyó.

Participaron de la celebración el padre superior de los Misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y María, padre Daniel Echeverría y sacerdotes de la congregación Dehoniana, junto con los vicarios diocesanos, monseñor Carlos Torres y presbítero Basilicio Britez.+