Sábado 2 de julio de 2022

El Papa pidió el cese de la violencia en Nicaragua

  • 23 de abril, 2018
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco expresó su preocupación por la situación en Nicaragua, donde más de veinte personas murieron a raíz de la represión de las fuerzas de seguridad a las protestas contra la reforma previsional, y pidió "que cese toda violencia y se evite un derramamiento inútil de sangre".
Doná a AICA.org
El papa Francisco expresó su preocupación por la situación en Nicaragua, donde más de veinte personas murieron a raíz de la represión de las fuerzas de seguridad a las protestas contra la reforma previsional, y pidió "que cese toda violencia y se evite un derramamiento inútil de sangre".

"Estoy preocupado por cuanto está sucediendo en estos días en Nicaragua, donde, tras una protesta social, se han producido enfrentamientos que han causado algunas víctimas", sostuvo tras rezar el Regina Coeli.

"Manifiesto mi cercanía con la oración por este amado país y me uno a los obispos para pedir que cese toda violencia, se evite un derramamiento inútil de sangre y que las cuestiones abiertas se resuelvan pacíficamente, con sentido de responsabilidad", agregó.

Las protestas comenzaron el miércoles pasado en la Universidad Politécnica de Managua en contra de una reforma al Seguro Social que impulsa el presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Jesuitas de América Latina solidarios con el pueblo nicaragüense
"Lamentamos profundamente los hechos de violencia contra la población que manifiesta de manera pacífica su oposición a la reforma de la seguridad social, y condenamos como antidemocrática toda respuesta violenta, sea de parte de los organismos del estado o de particulares y grupos organizados por el gobierno", señala la Conferencia de Provinciales Jesuitas de América Latina y El Caribe (CPAL) en un comunicado.

El texto agrega: "Rechazamos toda forma de intimidación, represión, control y violencia contra las instituciones, grupos y personas que, como la UCA, trabajan con generosidad y profesionalismo en la formación de la conciencia ciudadana y en la promoción de los valores más profundos que nos inspiran".

La CPAL pide "al presidente Ortega que escuche el clamor del pueblo nicaragüense que pide respeto por sus derechos humanos y ciudadanos. Le pedimos que, en la brevedad posible y para evitar más sangre inocente derramada, convoque a un gran diálogo nacional.

Por último el comunicado expresa "nuestra más cercana solidaridad con nuestros compañeros jesuitas y colaboradores de la obra apostólica de la Compañía de Jesús que, junto con el pueblo nicaragüense, siguen siendo fieles a los ideales de igualdad, fraternidad, solidaridad y justicia que otrora hicieron grande este país".

Episcopado Panameño se pronuncia ante las protestas en Nicaragua
El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP), se solidarizó, por medio de un comunicado, con los obispos, la juventud y el pueblo nicaragüense.

"Nos unimos a la jornada de oración convocada por los obispos de Nicaragua para ver con una mirada diferente esta situación, a fin de buscar la solución que el pueblo nicaragüense se merece".

"Igualmente, agrega el comunicado, urge que las autoridades de gobierno reconozcan que la vía para lograr la paz y solucionar los más profundos conflictos es el diálogo, que tiene como centro la dignidad de la persona y el bien común, especialmente de los más vulnerables y empobrecidos".+