Jueves 23 de septiembre de 2021

Mons. Arancedo: La paz, un valor que hay que construir y cuidar

  • 30 de diciembre, 2017
  • Santa Fe
"La paz es un valor al que debemos aspirar y sentirnos responsables de su construcción y cuidado, hablamos del anhelo de muchos hermanos que hoy caminan en busca de un lugar en el mundo que les asegure el derecho a vivir en paz", aseguró el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, al reflexionar sobre el mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, destacó que en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra el 1º de enero de 2018, el papa Francisco habla de los "Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz".

"La paz es un valor al que debemos aspirar y sentirnos responsables de su construcción y cuidado, hablamos del anhelo de muchos hermanos que hoy caminan en busca de un lugar en el mundo que les asegure el derecho a vivir en paz", aseguró.

"Este año Francisco ha querido asumir esta voz y nos la propone como reflexión al comienzo de un año nuevo", agregó en su alocución semanal.

El prelado sostuvo que "son muchas las causas de este camino de dolor de los migrantes pero, sobre todo, de los refugiados" y consideró que "esta realidad se presenta como un desafío humanitario sea a los gobiernos como a la sociedad".

Puntualizó que el Santo Padre desde una mirada contemplativa de fe, tomando palabras de Benedicto XVI, afirma que "tanto emigrantes como poblaciones locales que los acogen, forman parte de una sola familia, y todos tienen el mismo derecho a gozar de los bienes de la tierra, cuya destinación es universal, como enseña la doctrina social de la Iglesia".

Monseñor Arancedo detalló que Francisco propone en su mensaje cuatro actitudes orientadas a la acción: acoger, proteger, promover e integrar, para "encontrar una solución a los problemas que, en algunos casos, adquieren el rostro de una gravedad de la que no podemos quedar indiferentes".

"Si son muchos los que comparten el sueño de un mundo en paz, y si se valora la aportación de los migrantes y los refugiados, la humanidad puede transformarse cada vez más en familia de todos, y nuestra tierra verdaderamente en casa común", concluyó.+

» Texto completo de la alocución


Campaña Anual de Adviento y Navidad
AICA la hacen y la sostienen sus propios lectores mediante aportes voluntarios. Para enviar su donativo mediante tarjeta de crédito o de débito, transferencia bancaria, Pago Fácil, Rapipago y otras opciones, ingrese en: http://donar.aica.org/