Miércoles 12 de mayo de 2021

Mons. Han Lim Moon animó a "atender al Señor entre los pobres"

  • 24 de noviembre, 2017
  • San Martín (Buenos Aires)
El obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre el Evangelio del domingo 26 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, y llamó a "descubrir a Jesús entre los pobres y moribundos", para "atender al Señor entre los necesitados".
Doná a AICA.org
En su reflexión sobre el Evangelio del domingo 26 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey, el obispo auxiliar San Martín, monseñor Han Lim Moon, recordó que "habrá fin del mundo" para todos y para cada uno al morir. También aseguró que habrá un juicio final y ?para cuando cada uno se muere- uno personal. Entonces, "¿Cuál es la única pregunta que hará el Señor?", cuestionó el prelado y respondió: "¿Amaste de verdad? Esa es la única pregunta porque Dios es amor".

Monseñor Han Lim Moon señaló que "Dios presta atención especialmente a los necesitados", como "los hambrientos y sedientos, forasteros, los que sufren la soledad y la marginación de la sociedad, los desnudos, los enfermos y encarcelados".



"¿Por qué Jesús atiende de una manera especial a estos necesitados?", preguntó: "Es como los padres que tienen varios hijos. Si bien atienden a todos, a los que tienen más necesidad los atienden de una manera especial. Y cuando ven a un hijo que tiene una enfermedad quisieran tener ellos esa enfermedad para sanar al hijo, pero no lo pueden hacer. En el caso de Jesús, sí pudo hacerlo: ?Él tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades?". "A partir de ese momento, todos los enfermos y necesitados quedan incorporados a Jesús. Entonces, cada vez que tocamos a un enfermo o necesitado, tocamos la llaga del Señor y atendemos al Señor", explicó.

"Por eso la Iglesia, es decir, nosotros los cristianos, no podemos ser muy diferentes del Maestro. Tenemos que tener preferencia por los necesitados", animó el obispo y rememoró a santa Teresa de Calcuta y a su congregación, "ejemplo elocuente en estos últimos tiempos". La santa "lo hizo estando delante del Santísimo para recibir el amor del Señor y recibir la gracia de abrir los ojos y descubrir a Jesús entre los pobres y moribundos. Y recibir la fuerza para poder atender al Señor entre los pobres", manifestó.

Finalmente, el prelado exhortó a "ir delante del Señor, llenarnos de su amor, llenarnos de la gracia de descubrirlo al Señor entre los más necesitados, de atender al Señor entre los pobres".+