Domingo 28 de noviembre de 2021

Mons. Santiago llamó a los jóvenes a "sensibilizar el amor de Dios para con otros"

  • 31 de octubre, 2017
  • San Nicolás (Buenos Aires)
El obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Santiago, presidió la misa de clausura de la Jornada Diocesana de la Juventud, que reunió el fin de semana a los jóvenes de la diócesis con el lema "Con Ella llegamos a Vos, y con Vos renovamos la historia". En su homilía, el obispo llamó a los jóvenes a ser instrumentos para que otros descubran el amor de Dios.
Doná a AICA.org
Una multitud de jóvenes participó del viernes 27 al domingo 29 de octubre de la Jornada Diocesana de la Juventud, en preparación al Encuentro Nacional de Juventud (ENJ) que se llevará a cabo el año próximo en Rosario. El obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Hugo Santiago, presidió la misa de clausura de la Jornada, que
reunió a los jóvenes de la diócesis con el lema "Con Ella llegamos a Vos, y con Vos renovamos la historia".

Durante la celebración, que tuvo lugar en el santuario diocesano María del Rosario de San Nicolás, monseñor Santiago expresó su alegría y agradecimiento por tener un equipo diocesano de Pastoral Juvenil, con la colaboración de varios sacerdotes de la diócesis.

Refiriéndose al Evangelio, consideró que el primer mandamiento no es un mandamiento, sino que es una "maduración del corazón", y consideró que el amor de Dios se hace sensible en la vida de cada persona a través de quienes la aman.

"El amor de Dios se sensibilizó para conmigo a través de toda la gente que me quiso", afirmó el prelado, y señaló que la misión es "sensibilizar el amor de Dios para con otro".

"No sé cómo me saldrá, pero entiendo que esa es mi misión: otros tienen que descubrir que Dios los ama a través mío. Tengo que poner mi granito de arena para que otros descubran que Dios es padre, que ama, que Jesucristo se entregó por vos. Tengo que ser uno más en la cadena; el amor de Dios madura así", añadió.

El obispo aseguró que "tenemos la capacidad de amar en la medida en que tomamos conciencia de que somos amados, que Dios nos ama", y llamó a los jóvenes a "buscar rostros y gestos" para descubrir y aprender ese amor, así como "Jesus aprendió el amor de Dios a través de María y de José".

"Nuestra gran vocación es el amor: nacer por amor, recibir amor, y en la madurez de la vida, entregar amor, saber entregarte, servir para que otro viva, para que otro sea feliz, para que otro se realice", concluyó.+