Domingo 26 de junio de 2022

Mons. Buenanueva: "A la Iglesia en la Argentina no la mantiene el Estado"

  • 28 de julio, 2017
  • San Francisco (Córdoba)
En respuesta a la propuesta de una candidata cordobesa de "quitar subsidios a la Iglesia", el obispo de San Francisco, monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva emitió una serie de videos explicativos en los que intenta aclarar el tema, saliendo al paso de la "información errónea" que lo rodea. "A la Iglesia en la Argentina no la mantiene el Estado. La sostenemos los católicos que nos metemos la mano en el bolsillo. ¡Es un verdadero orgullo constatarlo y también decirlo!", manifestó.
Doná a AICA.org
Monseñor Sergio Osvaldo Buenanueva, obispo de San Francisco, compartió su postura frente a la propuesta de una candidata del partido de Izquierda en Córdoba, que pide "quitar subsidios a la Iglesia".

Al ser entrevistado por diferentes medios para dar su parecer al respecto, monseñor Buenanueva compartió mensajes por Twitter y a través de videos, con el objetivo de "salir al paso de información errónea (en algunos casos, verdaderos mitos) que rodean este tópico".

En sus diferentes mensajes, el prelado intentó expresar algunas ideas fundamentales. "Confieso que este deseo de informar surgía de una incomodidad muy grande", explicó el obispo.

"Como cura antes y obispo ahora soy testigo, casi cotidianamente, de las piruetas que tienen que hacer las comunidades cristianas (desde las curias diocesanas a las parroquias, los seminarios y otros centros educativos) para conseguir fondos o estirar los que se poseen, a fin de atender a las múltiples necesidades que supone sostener la obra evangelizadora de la Iglesia. También soy testigo de la generosidad de tantos católicos que, con un desinterés y una entrega admirables, dan todo y más para llevar adelante la evangelización", detalló.

El obispo ejemplificó con una experiencia concreta: la de la comunidad de Villa del Tránsito que, "después que un tornado le llevara el techo de la hermosa iglesia del pueblo, la gente del lugar no se quedó a esperar la ayuda prometida por la provincia. Se puso manos a la obra. Al cabo de un año y medio de trabajo, y después de haber reunido más de un millón de pesos, han podido, no solo poner el techo, sino también encarar otras obras de restauración de este santuario mariano de la diócesis. Mientras esperan la ayuda estatal estos ciudadanos han recurrido a todos los métodos que conocen nuestras parroquias para reunir recursos. Los métodos que solo la creatividad del amor y el ingenio de la devoción multiplican la humidad de cinco panes y dos pescados en un alimento que sacia a la multitud. Eso hacen nuestras comunidades", añadió.

"Lo veo cada vez más claro: las comunidades católicas concretas ? no los estereotipos que dibujan algunos ? son un gran voluntariado que vive de la entrega de muchos discípulos de Cristo que, por amor, son como aquella viuda pobre que dio todo lo que tenía para vivir, recibiendo el reconocimiento elogioso del mismo Jesús. Dan tiempo, los talentos y carismas que Dios les dio, y también abundantes bienes materiales".

"A la Iglesia en la Argentina no la mantiene el Estado. La sostenemos los católicos que nos metemos la mano en el bolsillo. ¡Es un verdadero orgullo constatarlo y también decirlo!", manifestó el obispo de San Francisco, y agregó que "escuchar entonces que algunos, alegremente, echan mano de aquel tópico de que el "Estado sostiene a la Iglesia" o que "de una vez por todas hay que separar la Iglesia del Estado", realmente incomoda. Es injusto porque no es verdadero".

"En la tarea de pensar y decir en frases breves y concisas algunas ideas sobre el cómo se sostiene realmente la vida de la Iglesia, de repente, me encontré pensando y hablando sobre la libertad religiosa, el derecho a la educación, la relación Iglesia-Estado o la más compleja aún vinculación entre ciudadanos-sociedad-religión y Estado. Y, de ahí, el modo cómo hoy el Estado argentino, en sus distintos niveles (nación, provincia, municipios) ayuda económicamente a la Iglesia y a los otros cultos", reflexionó.

Para finalizar, consideró "cada vez más claro que el actual sistema debe ser revisado a fondo, modernizado y adaptado a las condiciones de una sociedad más plural y a una vida democrática más transparente y participativa".+