Miércoles 27 de octubre de 2021

Piden a legisladores que asuman con valentía la defensa del don de la vida

  • 29 de octubre, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
Numerosas personas participaron este miércoles 28 de octubre de la 93ª Marcha de los Escarpines al Congreso de la Nación, donde se rezó para que los legisladores actuales y los que jurarán en diciembre asuman con valentía la defensa del don de la vida. En declaraciones al Canal 26, las Madres y Abuelas de la Paz y la Esperanza aseguraron que "no son fundamentalistas, sino pacifistas" y advirtieron que "matar a otra persona con vida propia, incapaz de defenderse, nunca puede ser un derecho".
Doná a AICA.org
Numerosas personas participaron este miércoles 28 de octubre de la 93ª Marcha de los Escarpines al Congreso de la Nación, donde se rezó para que los legisladores actuales y los que jurarán en diciembre asuman con valentía la defensa del don de la vida.

La manifestación que se realiza desde 2006 por iniciativa de las Madres y Abuelas de la Paz y la Esperanza, se apoyaron está vez en las palabras del papa Francisco: "Un niño es un gran don, para la humanidad y son también los grandes excluidos".

Tras recordar que la beata Madre Teresa de Calcuta decía "el aborto es la peor guerra que se puede desatar, y es en el vientre materno", las mujeres participantes de la marcha subrayaron que "los niños son la esperanza y el futuro de la humanidad, y de nuestro suelo argentino".

Mes a mes, desde hace nueve años, estas madres y abuelas custodian que los que gobiernan el país, incluidos senadores y diputados, no pongan la firma a los proyectos de ley de despenalización del aborto, que hoy existen en el Congreso de la Nación Argentina.

Este grupo de mujeres con valores apoyan su lucha en el concepto de que "nadie tiene derecho a impedir que siga su curso la vida humana de otra persona, desde la concepción hasta la muerte natural", derecho contemplado en la Constitución Nacional, constituciones provinciales y en el nuevo Código Civil y Comercial.

En declaraciones a Canal 26 los integrantes de la Marcha de los Escapines aseguraron: "No somos fundamentalistas, somos pacifistas, se trata solo de razonar, si una sociedad enseña a los niños en la escuela, a matar a un inocente por nada, y sin siquiera es amonestado, la consecuencia es que te maten en la calle, para adueñarse de tu celular"

"La sociedad tiene códigos de convivencia, que la hacen segura o insegura. Matar a otra persona con vida propia, incapaz de defenderse, nunca puede ser un derecho", subrayaron.+