Domingo 27 de noviembre de 2022

La Misa Arquidiocesana de Niños será en el estadio Luna Park

  • 29 de septiembre, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Pastoral de Niños, monseñor Ernesto Giobando SJ, y el presbítero Iván Dornelles, director ejecutivo de la Vicaría de Niños, dieron detalles de la Misa Arquidiocesana de Niños 2015, que se celebrará el 17 de octubre, a partir de las 14, en el estadio Luna Park, con el lema: "Con Jesús cuidemos la casa común". Ambos destacaron la importancia de esta celebración y detallaron que tiene tres aspectos: una bienvenida con música en vivo, luego la misa propiamente dicha y después hay una animación de catequesis. También un costado solidario, a través de una colecta, cuya recaudación se destinará este año a un hogar de niños y mamás solteras del barrio porteño de Núñez.
Doná a AICA.org
El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Pastoral de Niños, monseñor Ernesto Giobando SJ, y el presbítero Iván Dornelles, director ejecutivo de la Vicaría de Niños, dieron detalles de la Misa Arquidiocesana de Niños 2015, que se celebrará el 17 de octubre, a partir de las 14, en el estadio Luna Park, con el lema: "Con Jesús cuidemos la casa común".

Monseñor Giobando destacó que esta Eucaristía se viene celebrando hace más de 20 años y recordó que "empezó por iniciativa del cardenal (Antonio) Quarracino, primero fue en el estadio de Boca, luego en varios estadios, también en Parque Roca" y que este año será en el Luna Park.

El prelado consideró que esta misa está unida a la propuesta de la peregrinación juvenil a Luján, porque "movilizar a los niños para la celebración de la Eucaristía ya es una catequesis del peregrinar en la vida".

"Entendemos nosotros a la fe como un peregrinar y María nos acompaña en este peregrinar porque Ella fue también peregrina y llevó en su seno purísimo al Niño Dios, al Niño Jesús. Y de allí el cuidado por la niñez, que los niños vayan conociendo a Jesús y celebremos juntos en una misa la fe que hemos recibido en el bautismo", agregó.

Monseñor Giobando precisó que la mayoría de los niños que participan de esta misa "están en catequesis y es una oportunidad muy linda de celebrar la fe en una misa, que es celebrar de la manera más festiva la fe que ellos tienen. Nuestro único objetivo es que el niño crezca en su fe con otros niños".

En tanto, el presbítero Dornelles explicó que el lema elegido -"Con Jesús cuidemos la casa común"- está en consonancia con la encíclica Laudato si? del papa Francisco, sobre el cuidado de la casa común.

"El lema está inspirado en el documento del Papa, esta carta ecológica integral que salió hace un tiempo y que invita a cuidar el mundo, a cuidar la naturaleza y esta casa -sobre todo pensando en los niños- dejar una casa sustentable, habitable para las próximas generaciones", subrayó.

El sacerdote precisó que la Misa de Niños tiene tres partes: "Una bienvenida con música en vivo, luego la misa propiamente dicha y después hay una animación de catequesis, una idea muy atractiva para los chicos. Y en la misa tratamos también de despertar en los chicos la solidaridad".

Y detalló: "Por eso, todos los años se elige un lugar donde destinar las colectas. Se le pide a cada chico que traiga 10 pesos, y lo que se recauda se destina a un lugar de nuestra ciudad que lo necesita. Este año se eligió un hogar de niños y mamás solteras, que está en el barrio de Núñez".

"Este año queremos despertar el cuidado del mundo, de su casa, del colegio, de la naturaleza y de ellos mismos [de los niños] y despertar esta solidaridad para ayudar a otros hermanos que también necesitan", concluyó.+