Miércoles 26 de enero de 2022

Mons. Ojea: "Negar la pobreza es taparse los ojos para no ver"

  • 29 de septiembre, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo de San Isidro y presidente de Cáritas Argentina, monseñor Oscar Ojea, advirtió hoy que negar la pobreza "es taparse los ojos para no ver" y le reclamó a la dirigencia que se siente en una mesa para "hablar en serio de los problemas sociales del país". El prelado alertó sobre las "nuevas pobrezas" que agravan el cuadro social en la Argentina, entre ellas el narcotráfico, los jóvenes en riesgo y los problemas de vivienda y hacinamiento.
Doná a AICA.org
El obispo de San Isidro y presidente de Cáritas Argentina, monseñor Oscar Ojea, advirtió hoy que negar la pobreza "es taparse los ojos para no ver" y le reclamó a la dirigencia que se siente en una mesa para "hablar en serio de los problemas sociales del país".

"Cualquier argentino avizora que estamos en un abismo en este problema", alertó el prelado al referirse a las "nuevas pobrezas", entre ellas el narcotráfico, los jóvenes en riesgo, los problemas de vivienda y hacinamiento, y la inseguridad.

Monseñor Ojea consideró que "sería bueno y útil" que el Poder Ejecutivo exhiba estadísticas sobre la pobreza, como le exigió una jueza, pero estimó que "esto solo no agotaría la gravedad de la situación, ya que sería deseable poder conversar reconociendo más nuestras posturas, nuestras diferencias y también nuestros caminos de salida".

En declaraciones a FM Blue, el obispo sanisidrense manifestó que los "problemas sociales en la Argentina son de una gran complejidad y los va a tener que enfrentar todo gobierno, cualquiera que sea elegido".

Monseñor Ojea insistió en afirmar que frente a la problemática de la pobreza, la dirigencia deberá sentarse a "hablar en serio de los problemas sociales del país y escucharnos un poco a todos".

Al ser consultado sobre la negativa de la Casa Rosada a precisar estadísticas en torno a la pobreza, monseñor Ojea respondió: "La falta de números contrasta con una percepción de nuevas pobrezas que están a la vista de todos nosotros".

"Cuando hablamos del narcotráfico, de la demanda juvenil de droga, del tema de los jóvenes en riesgo, estamos hablando de una realidad compleja que abarca desde carencia de afecto familiar, problemas de vivienda y hacinamiento familiar, desde problemas de educación y abandono escolar, desde la exclusión o el descarte, como diría el papa Francisco", aseveró.+