Sábado 26 de noviembre de 2022

Los fieles caminaron al "corazón de la arquidiócesis"

  • 28 de septiembre, 2015
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
Las comunidades parroquiales de Paraná peregrinaron el domingo 27 de septiembre al seminario Nuestra Señora del Cenáculo, considerado por muchos "el corazón de la arquidiócesis". Durante la celebración, el arzobispo local, monseñor Juan Alberto Puiggari, admitió a las sagradas órdenes a un seminarista.
Doná a AICA.org
Las comunidades parroquiales de Paraná peregrinaron el domingo 27 de septiembre al seminario Nuestra Señora del Cenáculo, considerado por muchos "el corazón de la arquidiócesis". Durante la celebración, el arzobispo local, monseñor Juan Alberto Puiggari, admitió a las sagradas órdenes a un seminarista.

Las actividades en la casa de formación sacerdotal comenzaron cerca de las 15.30, con la llegada de los primeros peregrinos. A su ingreso, fueron recibidos por los seminaristas y los sacerdotes que viven en el lugar, con quienes compartieron más tarde la celebración de la misa.

La Eucaristía fue presidida por el arzobispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, y concelebrada por el cardenal Estanislao Esteban Karlic y monseñor Mario Maulión, arzobispos eméritos de Paraná. También acompañó la celebración el vicario general de la arquidiócesis, monseñor Eduardo Tanger, y otros sacerdotes presentes.

Comentando el Evangelio, monseñor Puiggari previno de ser "exclusivistas", y sugirió discernir entre lo que es tolerante y en lo que debemos ser inflexibles."Tenemos que aceptar que Dios anuncia semillas de verdad por otros caminos", dijo.

El prelado también se refirió a la vida espiritual y dijo: "Estamos en una cultura muy permisiva, hemos perdido la mentalidad de pecado y fácilmente negociamos nuestra vida de gracias". En otro tramo expresó: "Ojalá nunca tengamos que reprocharnos que un hermano abandonó la Fe a causa de nuestro pecado; de nuestra falta de comunión. ¡Qué responsabilidad tenemos!".

Durante la celebración, monseñor Puiggari admitió a las sagradas órdenes al seminarista Emanuel del Castillo, de la parroquia de Santa Lucía.

La peregrinación de las parroquias al seminario es impulsada por la Obra de las Vocaciones Eclesiásticas (OVE) y se realiza desde hace algo más de 50 años. La iniciativa nació con el impulso de los sacerdotes Prudencio Percara y Orlando Bottegal, quienes la llevaron adelante con la intención de vincular las comunidades parroquiales a la vida del seminario y despertar el amor a las vocaciones y el compromiso de rezar por ellas, sea por el aumento o por su perseverancia.+