Miércoles 12 de mayo de 2021

Mons. Lozano: La Virgen María y una visita con mayúsculas

  • 31 de mayo, 2015
  • Gualeguaychú (Entre Ríos)
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, reconoció que hay distintos tipos de visitas: algunas pueden ser de personas "invasivas" o de quien llega en un momento poco apropiado. Pero señaló que también están esas visitas que realizan personas que anhelamos que se acerquen porque dejan paz a su paso. Y destacó, sobre todo, una visita con mayúsculas: la que la Virgen María hizo a su prima Isabel. "Ella no viene en un ?toco y me voy? sino para quedarse en el servicio. Viene para quedarse de modo tranquilo y sin apuro. Cuando llega no está mirando el reloj para irse cuanto antes", subrayó, al recordar que por eso este domingo la celebramos como "Reina de las Misiones".
Doná a AICA.org
El obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, reconoció que algunas visitas pueden ser inoportunas, al hablar de esas que protagonizan quienes tienen una personalidad "invasiva" o aquellas que llegan en un momento poco apropiado, y destacó, en cambio, aquellas otras que realizan personas que anhelamos que se acerquen porque dejan paz a su paso.

"Este domingo conmemoramos la Visita que la Virgen María hizo a su prima Isabel. María recién había recibido el anuncio del ángel Gabriel que le comunicaba que sería la Madre del Salvador; Isabel, mujer ya mayor, en el sexto mes de su embarazo, llevando en su seno a Juan el Bautista. Un encuentro gozoso que mueve a la alegría: en las dos mujeres y en los dos niños", recordó.

"Isabel reconoce algo muy particular en María: ?¡Feliz de ti, por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor!?. María vive en la alegría de la fe. Ella lleva en su vientre al Salvador del mundo. La palabra ?entusiasmo? es de origen griego, y significa ?el que lleva un Dios adentro?", detalló.

El prelado insistió en destacar que "verdaderamente esa era la situación de María. Ella no viene en un ?toco y me voy? sino para quedarse en el servicio. Viene para quedarse de modo tranquilo y sin apuro. Cuando llega no está mirando el reloj para irse cuanto antes".

Por este motivo, explicó monseñor Lozano, este domingo celebramos a la Virgen como "Reina de las misiones. En ella vemos un modelo de la tarea misionera de la Iglesia, cómo compartir la alegría de la fe, cómo llevar a Jesús al encuentro de los hermanos".

El obispo señaló que el papa Francisco enseña que "hay un estilo mariano en la actividad evangelizadora de la Iglesia. Porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes. Mirándola descubrimos que la misma que alababa a Dios porque ?derribó de su trono a los poderosos» y «despidió vacíos a los ricos? es la que pone calidez de hogar en nuestra búsqueda de justicia".

Por último, monseñor Lozano indicó que "mañana comenzamos el mes de junio, dedicado de modo particular al Sagrado Corazón de Jesús, una devoción que nos acerca de manera especial al amor de Dios por la humanidad", por lo que pidió aprovechar "para renovar la confianza en su Misericordia".+

Texto completo del editorial