Jueves 1 de diciembre de 2022

"Dejarse impregnar por el Espíritu Santo para vivir en coherencia con el Evangelio"

  • 28 de mayo, 2015
  • Azul (Buenos Aires) (AICA)
"Cristo resucitado viene a animar una fiesta en lo más íntimo de cada hombre. Él nos prepara una primavera de la Iglesia: Una Iglesia desprovista de medios de poder, dispuesta a compartir con todos; lugar de comunión visible para toda la humanidad; Él nos va a dar la imaginación y el coraje necesarios para abrir caminos de reconciliación, y nos prepara para dar nuestras vidas para que el hombre no sea más víctima del hombre", citó el obispo Miguel Hesayne, al sostener que esa definición de un grupo de jóvenes es para todo creyente en Jesús resucitado, "un desafío a dejarse impregnar por el Espíritu Santo para vivir en coherencia con el Evangelio de Jesús todas las instancias de nuestra existencia".
Doná a AICA.org
"Cristo resucitado viene a animar una fiesta en lo más íntimo de cada hombre. Él nos prepara una primavera de la Iglesia: Una Iglesia desprovista de medios de poder, dispuesta a compartir con todos; lugar de comunión visible para toda la humanidad; Él nos va a dar la imaginación y el coraje necesarios para abrir caminos de reconciliación, y nos prepara para dar nuestras vidas para que el hombre no sea más víctima del hombre", citó el obispo Miguel Esteban Hesayne, director espiritual del Instituto Cristífero.

El prelado apeló a esta definición de miles de jóvenes en un encuentro mundial y ecuménico, para subrayar la impronta del Espíritu Santo en la comunidad cristiana, y consideró que esa expresión debe enmarcarse en "los anhelos de una real renovación de la Iglesia, que a diario siembra en nuestros corazones el Papa Francisco".

Monseñor Hesayne sostuvo que esa definición juvenil es para todo creyente en Jesús resucitado, "un desafío a dejarse impregnar por el Espíritu Santo para vivir en coherencia con el Evangelio de Jesús todas las instancias de nuestra existencia".+