Miércoles 22 de septiembre de 2021

En el tedeum, Mons. Arancedo pidió fortalecer las instituciones de la República

  • 25 de mayo, 2015
  • Santa Fe
El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, presidió el solemne tedeum por las fiestas patrias del 25 de Mayo en la catedral metropolitana de Todos los Santos, donde recalcó la importancia del compromiso ciudadano y advirtió sobre la calidad institucional. El prelado llamó a fortalecer las instituciones republicanas, el Estado y las organizaciones de la sociedad.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, presidió el solemne tedeum por las fiestas patrias del 25 de Mayo en la catedral metropolitana de Todos los Santos, a la que asistieron las principales autoridades de la provincia y de la ciudad capital.

Monseñor Arancedo manifestó que cada fiesta patria "es un momento de gratitud, expresión de pertenencia y compromiso con su futuro", y afirmó que hoy la Patria "nos reclama testimonios de honestidad y credibilidad, junto a actitudes de solidaridad y de amistad social".

El arzobispo santafesino recalcó la importancia del compromiso ciudadano para construir la nación e hizo un llamamiento a respetar la Constitución, a la que definió "no como un agregado más, sino como una instancia de cultura política y ciudadana que hace a la vida misma de la democracia".

El prelado evocó un fragmento del documento episcopal "Hacia el Bicentenario en Justicia y Solidaridad", con el que los obispos argentinos advierten sobre la calidad institucional y llaman a fortalecer las instituciones republicanas, el Estado y las organizaciones de la sociedad.

Monseñor Arancedo también afirmó que la Argentina "necesita y espera el diálogo maduro de su clase dirigente" para encontrar respuestas a sus problemas. "Ante todo ?añadió- debemos asumir con humildad la realidad con sus heridas y potencialidades, en respeto y colaboración de toda su dirigencia. No hay futuro sin participación, solidaridad y espíritu de reconciliación".

El arzobispo de Santa Fe -también presidente del episcopado- llamó a recuperar los valores morales como fuente y referencia social, porque de lo contrario "corremos el peligro de acostumbrarnos a convivir en una sociedad que va perdiendo el sentido de la necesaria sanción moral", y que "privilegia el ?éxito? a cualquier precio" y queda sin sensibilidad ética frente al delito y la corrupción.

Finalmente, monseñor Arancedo llamó a recuperar el valor de la palabra e invitó a rezar a todos los presentes para que todos los actores sociales "puedan construir juntos una nación más inclusiva, equitativa, solidaria y reconciliada".+

Texto completo de la homilía