Lunes 27 de junio de 2022

Se realizó la conferencia sobre libertad religiosa, libertad económica y libertad política

  • 20 de marzo, 2015
  • Buenos Aires (AICA)
Una importantísima concurrencia tuvo la conferencia "Libertad Religiosa, Económica y Política: Una e Indivisible", que se realizó el miércoles 18 de marzo en el auditorio Juan Pablo II de la Universidad Católica Argentina (UCA) y organizaron el Acton Institute de Estados Unidos y el Instituto Acton Argentina. Tuvo como objetivo discutir y promover la comprensión de la relación entre la libertad religiosa y libertad económica entre los actuales y futuros líderes católicos y cristianos en todo el mundo.
Doná a AICA.org
Una importantísima concurrencia tuvo la conferencia "Libertad Religiosa, Económica y Política: Una e Indivisible", que se realizó el miércoles 18 de marzo en el auditorio Juan Pablo II de la Universidad Católica Argentina (UCA) y organizaron el Acton Institute de Estados Unidos y el Instituto Acton Argentina.

La jornada tuvo como objetivo discutir y promover la comprensión de la relación entre la libertad religiosa y libertad económica entre los actuales y futuros líderes católicos y cristianos en todo el mundo.

En las palabras de bienvenida por parte de los directores del Instituto Acton Argentina y del Acton Institute, Cecilia Vázquez Ger y Kris Alan Mauren repectivamente, se explicó que esta es tercera de las cinco conferencias de esta clase que se realizarán en diferentes partes del mundo, y se anunció que la próxima tendrá lugar en Israel.

"La Iglesia nunca aceptó la intromisión de ningún Estado en la Iglesia", dijo el padre Robert Sirico, cofundador del Acton Institute, y agregó: "Pero, si bien es imposible que haya una sociedad libre sin libertad económica, la relación con la libertad religiosa no es tan clara".

El doctor Samuel Gregg, investigador del Acton Institute de Estados Unidos, consideró que "el mundo islámico está luchando con un violento problema de Dios. Están quienes consideran que Dios actúa irracionalmente y esto es un problema". "Pero en el Oeste también tenemos el problema de que estamos sumando el sentido sentimental de Dios y no el racional. Lo cual puede llevar a la idea de que el amor es la inexistencia de la razón", completó.

Al referirse a la cuestión de la desigualdad en el mundo, Gregg aseguró que es falso suponer que está aumentando y destacó que "el bienestar tiene más que ver con la creación de la riqueza que con la distribución de la riqueza".

En cuanto al Estado de Derecho, el académico australiano explicó que "si el único argumento moral tras el Estado de Derecho es el bienestar económico, esto nos pone en riesgo ante gobiernos que, como lo han hecho China e India, han sacado a millones de personas de la pobreza con bajos niveles de Estado de Derecho". "El Estado de Derecho está enraizado en el valor de la libertad", subrayó.

"La reducción de la pobreza es muy difícil sin Estado de Derecho, pero el Estado de Derecho sólo existe si tenemos ley natural, y la ley natural se basa en la idea de que Dios es una entidad racional", concluyó el doctor Gregg.

En tanto, el profesor Mario Silar, investigador del Instituto Acton Argentina, compartió que, "cuando un gobierno no es limitado poco a poco da lugar a algún tipo de pillaje, saqueo o abuso" y añadió: "El cristianismo ofrece las bases conceptuales para sostener la idea de gobierno limitado". "En contextos híper-regulados, donde la acción del gobierno es híper-invasiva, se presentan escenarios donde se expanden las situaciones de pillaje, saqueo o abuso", estimó.

El experto del Instituto Acton Argentina concluyó que "el gobierno limitado está unido a la idea de una economía de mercado. Por ende, en la libertad de comerciar se juega mucho más que esa libertad de comerciar" y propuso entonces que, a la sociedad, le corresponde perseguir la creación de "un Estado fuerte, vigoroso y limitado, sin pretender que esto sea una quimera, un unicornio".

Informes: www.institutoacton.org. También en las redes sociales Facebook: https://www.facebook.com/InstitutoActon y Twitter: @InstitutoActon.+