Martes 3 de agosto de 2021

Mons. Martínez pide a los jóvenes que "no se achiquen" si Dios los llama para la vocación cristiana

  • 13 de mayo, 2014
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez reconoció que, como toda vocación, en la vocación sacerdotal "cruces no faltan, pero Dios es providente y nos acompaña con predilección, para que nuestra vida esté cargada de sentido" y pidió a las comunidades diocesanas que intensifiquen la oración por las vocaciones, y a los jóvenes y a las jóvenes que vivan a fondo su "vocación cristiana, y si Dios los llama al sacerdocio o a la vida consagrada, no se achiquen que Dios no abandona".
Doná a AICA.org
El obispo de Posadas, monseñor Juan Rubén Martínez, recordó que cada cuarto domingo de Pascua se reza por las vocaciones y explicó que la vocación es "llamado" a cada varón y mujer a estar "en comunión de amor con Dios".

El prelado citó parte del mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial por las Vocaciones, que se realizó este domingo, y que el pontífice tituló "Vocaciones, testimonio de la Verdad".

"Esta es una oportunidad para que cada uno de los sacerdotes y consagrados, demos gracias a Dios por nuestro llamado. Desde ya que ninguno somos dignos de este maravilloso ?don? de Dios. Don que es fruto de su amor", subrayó en su reflexión semanal.

Asimismo, reconoció que "como toda vocación cruces no faltan, pero Dios es providente y nos acompaña con predilección, para que nuestra vida esté cargada de sentido".

Por último, monseñor Martínez pidió a las comunidades diocesanas que intensifiquen la oración por las vocaciones, y a los jóvenes y a las jóvenes que vivan a fondo su "vocación cristiana, y si Dios los llama al sacerdocio o a la vida consagrada, no se achiquen que Dios no abandona".+