Viernes 15 de octubre de 2021

El Papa agradece al reino de Suecia su compromiso con los refugiados

  • 14 de febrero, 2014
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco mantuvo este jueves un encuentro con dos hermanos argentinos, Carlos y Rodolfo Luna, exiliados en Suecia, con quienes conversó alrededor de una hora, ante la presencia de algunos periodistas. De esta conversación informal y amigable, se deduce que el Santo Padre conoció a la esposa de uno de ellos, "Estercita", ya fallecida, a quien él vio nacer en 1954. El pontífice agradeció la hospitalidad del pueblo sueco. "¡Qué lindo encontrar un pueblo con un corazón así! Y Suecia tuvo grandes santos. Al principio del cristianismo, santa Brígida, marcó, y también entre los luteranos... Grandes hombres y mujeres de Iglesia luteranos", subrayó.
Doná a AICA.org
El papa Francisco mantuvo este jueves un encuentro con dos hermanos argentinos, Carlos y Rodolfo Luna, exiliados en Suecia, con quienes conversó alrededor de una hora, ante la presencia de algunos periodistas.

De esta conversación informal y amigable, se deduce que el Santo Padre conoció a la esposa de uno de ellos, "Estercita", ya fallecida, a quien él vio nacer en 1954.

En efecto, Jorge Mario Bergoglio trabajaba en un laboratorio químico con la madre de esta señora, es decir la suegra de uno de los argentinos, la señora Ester, que era su jefa en aquel trabajo. El Pontífice recuerda que si bien era muy severa, la quiso como a una hermana.

El Papa también recordó que para ayudar a estas señoras escondió en el Colegio Máximo de San Miguel su biblioteca, en un período en el que estaban bajo vigilancia militar.

Francisco también recordó su amistad con un pastor luterano Anders Gutt, con quien compartió en Buenos Aires la cátedra de Teología Espiritual. "Un jesuita y un luterano, y nos entendíamos muy bien", bromeó.

Durante el encuentro con los hermanos Luna y ante la prensa sueca, el Papa agradeció a este reino por ser "tan humano" y expresó su gratitud por la hospitalidad del pueblo sueco.

"¡Qué lindo encontrar un pueblo con un corazón así! Y Suecia tuvo grandes santos. Al principio del cristianismo, santa Brígida, marcó, y también entre los luteranos... Grandes hombres y mujeres de Iglesia luteranos", subrayó.+