Santoral  
 

Santos Marcelino y Pedro, mártires

2 de junio

Marcelino era un prominente sacerdote en Roma durante el reinado de Diocleciano, mientras que Pedro era exorcista. Ambos fueron detenidos y puestos en prisión, donde mostraron un celo extraordinario en alentar a los otros fieles cautivos y catequizar a los paganos. Lograron convertir al cristianismo al carcelero Artemio, a su mujer y su hija. Todos, incluso el carcelero y su familia, fueron condenados a muerte por el magistrado Severo. El emperador Constantino mandó construir una iglesia sobre la tumba de los mártires y quiso que ahí fuese sepultada su madre, Santa Elena.


Agencia Informativa Católica Argentina
Bolívar 218, 3er. piso, 1066 Buenos Aires,
Tel. (011) 4343-4397 (líneas rotativas) - Fax: (011) 4334-4202
E-mail: info@aica.org - Sitio en Internet: www.aica.org

Copyright © 1996 / 2006 AICA. Todos los derechos reservados.