Santoral
 

Santa Sotera, virgen y mártir (-304)

11 de febrero

Según refiere San Ambrosio, Sotera descendía de una larga línea de cónsules y prefectos romanos, y era dueña de una gran fortuna y de una belleza sin par, Sotera renunció a todo por amor a Cristo, a quien consagró su virginidad. Su virtud la preparó para confesar con firmeza su fe cuando se inició la persecución de Diocleciano. El año 304 murió decapitada.