AICA Documentos - Corporación de Abogados Católicos
 

DOCE DIÓCESIS ARGENTINAS

CUMPLEN 50 AÑOS DE CREACIÓN



En adhesión a este aniversario de la Iglesia en la Argentina, AICA edita este documento con datos históricos-estadísticos del acontecimiento, 11 de febrero de 2007
 

El 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, doce diócesis argentinas cumplirán 50 años de creación. Medio siglo atrás, el 11 de febrero de 1957 el papa Pío XII, con la bula «Quandoquidem adoranda», erigió 12 nuevas diócesis en el territorio argentino y elevó a arquidiócesis a dos sedes diocesanas: Tucumán y Bahía Blanca.

Fue la creación en grupo más numerosa en la Argentina (le sigue la del 10 de abril de 1961 con 11 circunscripciones y luego la del 20 de abril de 1934 con 10 diócesis nuevas).

El anuncio de la Santa Sede, que como es de práctica fue hecho público en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires (aquí lo hizo el nuncio apostólico monseñor Mario Zanín), decía que «el Santo Padre elevó el número de jurisdicciones eclesiásticas en vista del considerable desarrollo civil y religioso en la Argentina y el crecimiento de su población, de manera de asegurar una asistencia espiritual más adecuada a los fieles argentinos».

Los doce nuevos obispados son: San Isidro, Morón, Lomas de Zamora, Mar del Plata y Nueve de Julio, en la provincia de Buenos Aires; Santa Rosa de Toay (hoy Santa Rosa), en La Pampa; Gualeguaychú, en Entre Ríos; Reconquista, en Santa Fe; Posadas, en Misiones; Formosa, en Formosa; Villa María, en Córdoba; y Comodoro Rivadavia, en Chubut.

Con la erección de éstas, la Argentina pasó a tener 35 circunscripciones eclesiásticas, de las cuales, 9 arquidiócesis.

Situación anterior a 1957

Hasta esa fecha la Iglesia en la Argentina contaba con 23 circunscripciones eclesiásticas, de éstas, 7 eran sedes arquidiócesanas: Córdoba, Buenos Aires, Salta, San Juan de Cuyo, Paraná, Santa Fe (hoy Santa Fe de la Vera Cruz) y La Plata, y 16 diócesis: Tucumán, Santiago del Estero, Corrientes, Catamarca, Azul, Bahía Blanca, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Mercedes (hoy Mercedes-Luján), Río Cuarto (hoy Villa de la Concepción del Río Cuarto), Rosario, San Luis, Viedma, Resistencia y San Nicolás de los Arroyos.

Diez de estas diócesis habían sido erigidas el 20 de abril de 1934 por el papa Pío XI, cinco meses antes del memorable XXXII Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires, al que asistió como Legado Pontificio el cardenal Eugenio Pacelli, luego papa Pío XII.


Decreto-ley del gobierno argentino

En ese tiempo el país estaba conducido por un Gobierno Provisional surgido de la Revolución Libertadora que había derrocado al gobierno del General Juan Domingo Perón. Éste, en los años 1954 y 1955 había desatado una cruel persecución contra la Iglesia católica que culminó con el encarcelamiento de obispos, sacerdotes, y dirigentes católicos, y con la quema de la Curia Metropolitana y de los templos históricos más entrañables de Buenos Aires.

Por otra parte, el Estado Nacional desde su independencia de España ejercía el derecho de Patronato (al que renunció tiempo después del Concilio Vaticano II). En virtud de ello los nombramientos de obispos y la erección de nuevas circunscripciones eclesiásticas eran oficializadas mediante una ley. En este caso lo hizo con el decreto-ley Nº 584 cuyo texto decía:

«Visto lo informado por el señor ministro secretario de Estado en el Departamento de Relaciones Exteriores y Culto en el sentido de que es necesario un aumento en el número de Diócesis de la Iglesia Católica en el territorio de la Nación, a los efectos de satisfacer en debida forma requerimientos espirituales de la población; y

«Considerando que como una forma de propender a la consolidación definitiva de la paz interior y del respeto de la dignidad de la personalidad humana conforme a los principios tradicionales de la civilización occidental, base ésta fundamental de convivencia de los pueblos libres (Declaración de Principios del Gobierno Provisional), el Podeer Ejecutivo considera que la Revolución Libertadora debe atender al fortalecimiento de las bases morales que siempre han contribuido en forma preponderante a la organización política y al progreso del país;

«Que, a tales efectos constituye un factor de indudable valía la contribución que en el orden espiritual ha de prestar la Iglesia Católica Apostólica Romana, cuya religión predomina en la mayoría de los habitantes y cuyo culto debe ser sostenido por el Estado como lo prescribe imperativamente el artículo 2º de la Constitución Nacional;

«Que, en consecuencia, y por así requerirlo la atención espiritual de la población, el Gobierno Nacional debe procurar la creación de las Diócesis que resulten necesarias, ya que las actuales, por su escaso número con relación a la población y por las grandes distancias que caracterizan a nuestro extenso territorio, no pueden desenvolver eficazmente su cometido;

«Que, por otra parte, el aumento constante del número de habitantes y el incremento que han tomado algunos lugares en los últimos tiempos, desde el punto de vista civil, económico e industrial, como ocurre en el Gran Buenos Aires, exige a la vez que la Iglesia Católica pueda atender su misión específica a tono con dicho progreso incesante;

«Que por decreto Nº 42 de fecha 25 de septiembre de 1955 el presidente provisional de la Nación ejerce las facultades legislativas que la Constitución atribuye al Congreso ‘incluidas las que son privativas de cada una de las Honorables Cámaras de Diputados y Senadores’;

«Que la circunstancia de esta concentración de poderes en el Ejecutivo Nacional permite gestionar la erección de nuevas jurisdicciones eclesiásticas sin la participación del Congreso.

«Por ello, el presidente provisional de la Nación Argentina en ejercicio del Poder Legislativo decreta con fuerza de ley:

Artículo 1º. Procédase por los trámites canónicos y civiles necesarios para la erección de las siguientes nuevas diócesis (las menciona) y para la elevación a la categoría de arquidiócesis de las actuales diócesis de Tucumán y Bahía Blanca.

Artículo 2º. Efectúense las gestiones del caso por intermedio de la embajada de la República Argentina ante la Santa Sede.

Artículo 3º. Arbítrense con intervención del Ministerio de Hacienda de la Nación los créditos legales que fueran necesarios a los fines del cumplimiento de lo dispuesto por el presente decreto-Ley.


Los nuevos arzobispos

Al ser elevados los obispados de Tucumán y Bahía Blanca a sedes arquidiocesanas, sus obispos: monseñor Juan Carlos Aramburu en Tucumán, y monseñor Germiniano Esorto en Bahía Blanca, fueron promovidos a arzobispos.


Las nuevas diócesis

 

He aquí los datos de las 12 nuevas diócesis al momento de su erección y 50 años después:
 

Lomas de Zamora

 
Según la bula de erección

Sufragánea de La Plata. Con una superficie de 1.700 km2. y una población de 787.551 habitantes, comprende cinco partidos de la provincia de Buenos Aires: Lomas de Zamora, Avellaneda, Lanús, Esteban Echeverría y Cañuelas, desmembrados de la arquidiócesis de La Plata. Tiene 29 parroquias y 115 sacerdotes (24 diocesanos y 91 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Filemón Castellano, cordobés, 48 años, hermano de monseñor Ramón J. Castellano, quien un año después sería arzobispo de Córdoba, elegido el 14 de marzo de 1957 cuando se desempeñaba como rector y profesor del Seminario Mayor de Córdoba. Fue ordenado obispo el 19 de mayo y asumió el 29 de junio de 1957. Renunció por razones de salud el 16 de abril de 1963 y falleció el 27 de septiembre de 1980.


Obispos sucesores

El segundo obispo fue monseñor Alejandro Schell, quien siendo ya obispo coadjutor con derecho de sucesión desde el 18 de febrero de 1958, asumió como obispo diocesano el 16 de abril de 1963. Falleció el 7 de setiembre de 1972.

El tercer obispo fue monseñor Desiderio Elso Collino, a quien Pablo VI lo trasladó de obispo auxiliar de Rosario a la sede episcopal de Lomas de Zamora el 7 de noviembre de 1972, de la que tomó posesión el 15 de diciembre de ese año. Renunció el 24 de abril de 2001 y falleció el 4 de octubre de 2002.


Cincuenta años después

El cincuentenario encuentra a la diócesis gobernada pastoralmente por su cuarto obispo, monseñor Agustín Roberto Radrizzani SDB, a quien Juan Pablo II el 24 de abril de 2001 trasladó de obispo de Neuquén a obispo de Lomas de Zamora, de la que tomó posesión el 23 de junio de 2001.

El 10 de abril de 1961 el papa Juan Pablo II erigió la nueva diócesis de Avellaneda, desmembrando el partido de ese nombre de la diócesis de Lomas de Zamora; el 18 de julio de 1969 el mismo papa crea la diócesis de San Justo asignándole el partido de Cañuelas que integraba la diócesis de Lomas de Zamora; finalmente el 24 de abril de 2001 Juan Pablo II separa el partido de Lanús de la diócesis de Lomas creando la diócesis de Avellaneda-Lanús. Además dejó de ser sufragánea de La Plata y pasó a serlo de Buenos Aires.

Con estos desmembramientos y los agregados de otros partidos, la diócesis quedó inte-grada con los partidos de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Almirante Brown, Ezeiza, Presidente Perón y San Vicente, con una superficie de 1.352 km2 y una población que según el censo de 2001 alcanza a 1.573.160 habitantes.

 

Morón

 
Según la bula de erección

Sufragánea de Buenos Aires. Tiene una superficie de 923 km2. y una población de 110.000 habitantes. Comprende cinco partidos de la provincia de Buenos Aires, desmembrados de la arquidiócesis de La Plata: Morón, La Matanza, San Martín, Merlo y Moreno. Tiene 30 parroquias y 143 sacerdotes (40 diocesanos y 103 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Miguel Raspanti, SDB, cordobés, 52 años, elegido por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Fue consagrado obispo el 12 de mayo de ese año y tomó posesión de la diócesis el 30 de junio siguiente. Renunció por edad el 9 de julio de 1979, pero permaneció al frente de la diócesis como Administrador Apostólico hasta el 22 de marzo de 1980.


Obispos sucesores

 A monseñor Raspanti lo sucedió monseñor Justo Oscar Laguna, quien siendo obispo auxiliar de San Isidro fue trasladado por Juan Pablo II a la sede de Morón el 25 de enero de 1980, de la que tomó posesión el 22 de marzo de 1980. El 11 de febrero de 1981 el Papa le designó un colaborador en la persona de monseñor Carlos Galán, a quien eligió obispo titular de Cedie y auxiliar de Morón. Monseñor Galán fue ordenado obispo el 25 de marzo de 1981 y diez años después, el 8 de mayo de 1991 fue promovido a la arquidiócesis de La Plata. Monseñor Laguna renunció por edad el 30 de noviembre de 2004. Actualmente reside en la Capital Federal.


Cincuenta años después

Actualmente la diócesis de Morón está gobernada pastoralmente por su tercer obispo, monseñor Luis Guillermo Eichhorn, a quien Juan Pablo II lo trasladó de obispo de Gualeguaychú a obispo de Morón el 30 de noviembre de 2004 y tomó posesión el 12 de marzo de 2005.

El 10 de abril de 1961 el papa Juan XXIII erigió la diócesis de San Martín con los partidos bonaerenses de San Martín y Tres de Febrero, desmembrándolos de la diócesis de Morón.

El 18 de julio de 1969 el papa Pablo VI creó la diócesis de San Justo, para lo cual separó de la diócesis de Morón el partido de La Matanza.

El 13 de mayo de 1997 Juan Pablo II erigió la diócesis de Merlo Moreno con los partidos de estos nombres que pertenecían a la diócesis de Morón.

Con la erección de estas nuevas diócesis, Morón quedó integrada por los partidos de Morón, Hurlingham e Ituzaingó, con una superficie de 131 km2 y una población de 640.000 habitantes.

 

San Isidro

 
Según la bula de erección

Sufragánea de Buenos Aires. Con una superficie de 2.235 km2 y una población de 529.279 habitantes, está integrada por 10 partidos de la provincia de Buenos Aires, ocho de los cuales: San Isidro, Vicente López, San Fernando, Tigre, Pilar y General Sarmiento, desmembrados de la arquidiócesis de La Plata, y 2: Campana y Exaltación de la Cruz, desmembrados de la diócesis de San Nicolás de los Arroyos. No se especificó el número de parroquias. Cuenta con 152 sacerdotes (37 diocesanos y 115 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Antonio María Aguirre, porteño, 48 años, designado por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Tomó posesión de la sede episcopal el 8 de junio de ese año y al día siguiente, 9 de junio de 1957, recibió la ordenación episcopal. Dieciocho años después el papa Pablo VI le designó un ayudante en la persona de monseñor Justo Oscar Laguna, quien el 1º de febrero de 1975 fue nombrado obispo titular de Lares y auxiliar de San Isidro. Monseñor Laguna recibió la ordenación episcopal el 8 de marzo de 1975, y el 22 de enero de 1980 Juan Pablo II lo trasladó como obispo de Morón. Monseñor Aguirre murió el 1 de junio de 1987.


Obispo sucesor

A monseñor Aguirre lo sucedió el actual diocesano, monseñor Alcides Jorge Pedro Casaretto, quien siendo obispo de Rafaela fue trasladado por el papa Juan Pablo II como obispo coadjutor con derecho de sucesión el 19 de marzo de 1983, oficio del que tomó posesión el 15 de junio de ese año. Es obispo diocesano de San Isidro desde el 13 de mayo de 1985.


Cincuenta años después

Actualmente la diócesis de San Isidro está gobernada por monseñor Casaretto, su segundo obispo.

El 27 de marzo de 1976 el papa Pablo VI eri-gió la nueva diócesis de Zárate-Campana a la que entre otros partidos bonaerenses le asignó los de Pilar, Campana y Exaltación de la Cruz, desmembrándolos de la diócesis de San Isidro.

El 11 de julio de 1978 al crear el mismo Papa la diócesis de San Miguel separó de la de San Isidro el partido de General Sarmiento (hoy San Miguel).

Con estas divisiones la diócesis de San Isidro quedó con los partidos de San Fernando, San Isidro, Tigre, Vicente López y las secciones 1,2 y 3 de las islas del Delta Bonaerense, y sus primitivos 2.235 km2 quedaron reducidos a 1.379 km2, pero con una población de 1.100.000 habitantes que duplica la de hace 50 años. Cuenta con 67 parroquias y 124 sacerdotes.
 

Nueve de Julio


Según la bula de erección

(Su nombre oficial es Santo Domingo de Nueve de Julio). Sufragánea de Buenos Aires. Tiene una superficie de 55.382 km2 y una población de 410.000 habitantes. Está formada por 13 partidos de la provincia de Buenos Aires: Nueve de Julio, Bragado, General Viamonte, Carlos Tejedor, Pehuajó, Pellegrini, Rivadavia, General Villegas, General Pinto, Lincoln, Carlos Casares y Trenque Lauquen, desmembrados de la diócesis de Mercedes, y Veinticinco de Mayo, desmembrado de la diócesis de Azul. Cuenta con 20 parroquias y 75 sacerdotes (56 diocesanos y 19 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Agustín Adolfo Herrera, catamarqueño, 44 años, designado por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Tras recibir la consagración episcopal el 11 de mayo siguiente, tomó posesión de la sede el 2 de julio de 1957. El 24 de julio de 1961 el papa Juan XXIII lo trasladó como obispo coadjutor de Jujuy.


Obispos sucesores

El segundo obispo de Nueve de Julio fue monseñor Antonio Quarracino, elegido por Juan XXIII el 3 de febrero de 1962. Luego de su ordenación episcopal el 8 de abril de ese año, gobernó pastoralmente esta sede hasta el 3 de agosto de 1968, en que el papa Pablo VI lo trasladó como obispo de Avellaneda.

Tercer obispo fue monseñor Alejo Bene-dicto Gilligan, elegido por Pablo VI el 29 de julio de 1969; recibió la ordenación episcopal y tomó posesión el 4 de octubre de 1969. Renunció por edad, el 28 de agosto de 1991. Actualmente reside en la Capital Federal.

El cuarto obispo fue monseñor José Victorio Tommasi, quien siendo auxiliar de Bahía Blanca fue trasladado por Juan Pablo II a la diócesis de Nueve de Julio el 28 de agosto de 1991. Tomó posesión el 18 de octubre de ese año. Murió el 16 de septiembre de 1998, cuando se hallaba en Barcelona, España.


Cincuenta años después

Actualmente la diócesis de Nueve de Julio, que ahora es sufragánea de La Plata, está gobernada pastoralmente por el quinto obispo, monseñor Martín de Elizalde OSB, a quien Juan Pablo II designó primero Administrador Apostólico el 18 de septiembre de 1998, y al año siguiente, el 6 de julio de 1999 lo eligió obispo de Nueve de Julio. Fue consagrado el 14 de septiembre y el 17 tomó posesión oficialmente como obispo diocesano.

A los primitivos 13 partidos la diócesis agregó cuatro: Florentino Ameghino, Hipólito Yrigoyen, Salliqueló y Tres Lomas, pero que no modifican la superficie del territorio jurisdiccional ya que son nuevos partidos surgidos de divisiones de los distritos de General Pinto, Pehuajó y Pellegrini. En cambio los 410.000 habitantes de hace 50 años se redujeron a 384.138 habitantes, según el censo oficial de 2001. Aunque el número de parroquias se duplicó, ahora tiene 42, el número de sacerdotes disminuyó a 51 (37 diocesanos y 14 religiosos).

 

Mar del Plata


Según la bula de erección

Sufragánea de La Plata. Con una superficie de 31.117 km2 tiene una población de 338.053 habitantes. Está integrada por 10 partidos de la provincia de Buenos Aires: General Pueyrredón, Balcarce, General Alvarado, General Madariaga, General Lavalle, Maipú, Mar Chiquita y Tordillo, desmembrados de la arquidiócesis de La Plata; y Necochea y Lobería, desmembrados de la diócesis de Bahía Blanca. Tiene 28 parroquias y 111 sacerdotes (25 diocesanos y 86 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Enrique Rau, quien siendo obispo de Resistencia, el 13 de marzo de 1957 Pío XII lo trasladó a la nueva diócesis de Mar del Plata, de la que tomó posesión el 22 de julio de ese año, y la gobernó pastoralmente hasta su fallecimiento ocurrido el 20 de agosto de 1971.


Obispos sucesores

Al día siguiente de la muerte de monseñor Rau, el 21 de agosto Pablo VI designó Administrador Apostólico al arzobispo de La Plata, monseñor Antonio José Plaza, quien entregó el gobierno pastoral marplatense al segundo obispo diocesano, monseñor Eduardo Francisco Pironio. Éste, siendo obispo auxiliar de La Plata, el 17 de abril de 1972 fue trasladado por Pablo VI a la sede de Mar del Plata, de la que tomó posesión el 26 de mayo de 1972. El 20 de setiembre de 1975 el mismo Pontífice lo trasladó a la Curia Romana designándolo Pro-Prefecto de la Congregación para los Religiosos y los Institutos Seculares y el 24 de mayo de 1976 lo creó cardenal. Murió en Roma el 5 de febrero de 1998. En 2006 se inició su causa de beatificación.

Tercer obispo de Mar del Plata fue mon-señor Rómulo García, quien siendo obispo auxiliar de esta sede durante el gobierno pastoral de monseñor Pironio, Pablo VI lo designó obispo diocesano el 19 de enero de 1976. Tomó posesión el 19 de febrero de ese año. El 31 de mayo de 1991 Juan Pablo II lo promovió a la sede arzobispal de Bahía Blanca.

El cuarto obispo fue monseñor José María Arancedo, quien siendo obispo auxiliar de Lomas de Zamora, el 19 de noviembre de 1991 fue trasladado por Juan Pablo a la sede marplatense, de la que tomó posesión el 15 de diciembre de 1991. El 13 de febrero de 2003 el papa Juan Pablo II lo promovió a arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz de la que tomó posesión el 30 de marzo de 2003.


Cincuenta años después

En la actualidad la diócesis marplatense está gobernada pastoralmente por su quinto obispo, monseñor Juan Alberto Puiggari, quien siendo obispo auxiliar de Paraná, el 7 de junio de 2003 Juan Pablo II lo trasladó como obispo diocesano de Mar del Plata, sede de la que tomó posesión el 10 de agosto de ese año.

El 27 de marzo de 1980 el papa Juan Pablo II erigió la nueva diócesis de Chascomús a la que le asignó, entre otros, los partidos de General Lavalle, Maipú y Tordillo desmembrándolos de la diócesis de Mar del Plata. Los partidos agregados de Pinamar y Villa Gessell son divisiones del partido de General Madariaga. Con estas modificaciones la diócesis tiene ahora 22.895 km2 y una población de 828.000 habitantes. Cuenta con 51 parroquias y 117 sacerdotes (50 diocesanos y 67 religiosos).

 

Comodoro Rivadavia


Según la bula de erección

Sufragánea de Bahía Blanca. Con una superficie aproximada de 494.000 km2 y una población de 184.477 habitantes, comprende toda la provincia de Chubut y los territorios nacionales de Santa Cruz, Tierra del Fuego y Antártida. Con esta división quedó modificada la diócesis de Viedma, la que estará integrada con Neuquén y Río Negro. Cuenta con 12 parroquias y 53 sacerdotes (1 diocesano y 52 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Carlos Mariano Pérez SDB, de Tres Arroyos (Bs.As.), 49 años, designado por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Recibió la ordenación episcopal el 19 de mayo de 1957 y tomó posesión de la sede el 6 de julio de ese año. Seis años después, el 26 de diciembre de 1963, el papa Pablo VI lo trasladó a la arquidiócesis de Salta. Falleció el 25 de marzo de 1985.


Obispos sucesores

A monseñor Pérez lo sucedió monseñor Eugenio Santiago Peyrou SDB, elegido por Pablo VI el 24 de junio de 1964; recibió la ordenación episcopal el 16 de agosto de 1964 y renunció el 19 de febrero de 1974. Posteriormente se radicó en Tierra del Fuego donde falleció el 2 de marzo de 2005.

El tercer obispo de Comodoro Rivadavia fue monseñor Argimiro Daniel Moure SDB, elegido por Pablo VI el 5 de abril de 1975. Re-cibió la ordenación episcopal el 7 de junio de 1975 y asumió el gobierno pastoral el 5 de julio siguiente. Falleció el 8 de septiembre de 1992.

Cuarto obispo de Comodoro Rivadavia fue monseñor Pedro Luis Ronchino SDB, elegido por Juan Pablo II el 30 de enero de 1993. Recibió la ordenación episcopal y tomó posesión de esta sede el 19 de marzo de 1993. Renunció por edad el 19 de febrero de 2005 y se radicó en Rosario, Santa Fe.


Cincuenta años después

Hoy la diócesis de Comodoro Rivadavia está regida pastoralmente por monseñor Virginio Domingo Bressanelli, dehoniano, elegido por Juan Pablo II el 19 de febrero de 2005. Fue ordenado obispo y tomó posesión como quinto obispo de esta sede episcopal el 13 de mayo de 2005.

El 10 de abril de 1961 el papa Juan XXIII erigió la nueva diócesis de Río Gallegos, dejando a la diócesis de Comodoro Rivadavia solamente el territorio de la provincia del Chubut. Con ello sus primitivos 494.000 km2, quedaron reducidos a 224.686 km2, pero su población llega en la actualidad a 415.000 habitantes, para cuya atención espiritual cuenta con 31 parroquias y 50 sacerdotes (28 diocesanos y 22 religiosos).

 

Santa Rosa


Según la bula de erección

(Fue erigida con el nombre de Santa Rosa de Toay). Sufragánea de Bahía Blanca. Con una superficie de 143.440 km2 tiene una población de 190.000 habitantes. Comprende los 22 Departamentos de la provincia de La Pampa: Capital, Catriló, Chalileo, Chapaleufú, Chical Có, Conhelo, Loventué, Maracó, Quemú Quemú, Rancul, Realicó, Toay y Trenel, desmembrados de la diócesis de Mercedes; y Atreucó, Caleu Caleu, Curacó, Guatraché, Hucal, Limay Mahuida, Lihuel Calel, Puelén y Utracán, desmembrados de la diócesis de Bahía Blanca. Tiene 13 parroquias y 38 sacerdotes (dos diocesanos y 36 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Jorge Mayer, de San Miguel Arcángel (Bs.As.), 41 años, elegido por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Recibió la consagración episcopal el 9 de junio de 1957 y tomó posesión de esta diócesis el 29 de junio de 1957. El 31 de mayo de 1972 Pablo VI lo promovió a la sede arzobispal de Bahía Blanca.


Obispos sucesores

A monseñor Mayer lo sucedió monseñor Adolfo Roque Esteban Arana, elegido por Pablo VI el 23 de febrero de 1973. Fue consagrado obispo el 1 de abril de 1973 y tomó posesión de la sede pampeana el 8 de ese mes y año. El 6 de agosto de 1984 Juan Pablo II lo trasladó a la diócesis de Río Cuarto.

El tercer obispo de Santa Rosa fue monseñor Atilano Vidal, quien siendo obispo auxiliar de Rosario, el 24 de mayo de 1985 Juan Pablo II lo trasladó a la sede de Santa Rosa, de la que tomó posesión el 4 de agosto de 1985. Falleció el 28 de junio de 1991.


Cincuenta años después

La diócesis pampeana de Santa Rosa se encuentra hoy regida pastoralmente por el cuarto obispo, monseñor Rinaldo Fidel Bredice, elegido por Juan Pablo II el 31 de enero de 1992. Recibió la ordenación episcopal y tomó posesión de esta sede el 19 de marzo de 1992. Territorialmente la diócesis no sufrió modificaciones, en cambio su primitiva población de 190.000 habitantes aumentó a 300.000. Tiene 27 parroquias y 44 sacerdotes (23 diocesanos y 21 religiosos).

 

Gualeguaychú


Según la bula de erección

Sufragánea de Paraná. Tiene una superficie de 31.690 km2 y una población de 312.187 habitantes. Comprende 5 departamentos de la provincia de Entre Ríos: Gualeguaychú, Gualeguay, Victoria, Uruguay y Rosario Tala (ahora Tala), desmembrados de la arquidiócesis de Paraná. Tiene 17 parroquias y 76 sacerdotes (32 diocesanos y 44 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Jorge Ramón Chalup, correntino, 45 años, designado por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Recibió la ordenación episcopal el 9 de junio de ese año y tomó posesión canónica el 29 de junio de 1957. Falleció el 11 de julio de 1966. Una calle de la ciudad de Gualeguaychú lleva su nombre.


Obispos sucesores

A monseñor Chalup lo sucedió como segundo obispo de Gualeguaychú monseñor Pedro Boxler, elegido por Pablo VI el 25 de abril de 1967. Fue consagrado obispo el 18 de junio siguiente y otmó posesión de la sede el 29 de junio de 1967. Renunció por edad el 5 de diciembre de 1996. Murió el 1 de enero de 1998.

El tercer obispo de Gualeguaychú fue monseñor Luis Guillermo Eichhorn, elegido por Juan Pablo II el 5 de diciembre de 1996. Ordenado obispo el 19 de marzo de 1997, ese mismo días asumió el gobierno pastoral de la diócesis. El 30 de noviembre de 2004 el papa Juan Pablo II lo trasladó a la diócesis de Morón.


Cincuenta años después

En la actualidad la diócesis de Gualeguaychú está gobernada pastoralmente por monseñor Jorge Eduardo Lozano, quien siendo obispo auxiliar de Buenos Aires, el 22 de diciembre de 2005 el papa Benedicto XVI lo trasladó a Gualeguaychú, de la que tomó posesión el 11 de marzo de 2006.

Su circunscripción eclesiástica es la misma que cuando fue erigida, pero su superficie es de 34.104 km2 y no 31.690 km2. Tal vez no se haya tomado en cuenta la superficie de las islas del Ibicuy. En cambio su población inicial de 312.000 habitantes permanece casi estable ya que según el censo de 2001 la población de la diócesis es de 314.068 habitantes. Cuenta con 33 parroquias y 73 sacerdotes (52 diocesanos y 21 religiosos).

 

Reconquista


Según la bula de erección

Sufragánea de Santa Fe. Con una superficie de 70.233 km2 tiene 237.000 habitantes. Comprende los 4 siguientes departamentos de la provincia de Santa Fe: Nueve de Julio, General Obligado, San Javier y Vera, desmembrados de la arquidiócesis de Santa Fe. Cuenta con 16 parroquias y 22 sacerdotes (14 diocesanos y 8 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Juan José Iriarte, porteño, 44 años, elegido por Pío XII el 23 de octubre de 1957. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de 1957 y tomó posesión de esta diócesis el 12 de enero de 1958. El 28 de febrero de 1984 Juan Pablo II lo promovió a la sede arzobispal de Resistencia.


Obispos sucesores

El segundo obispo de Reconquista fue monseñor Fabriciano Sigampa, elegido por Juan Pablo II el 9 de marzo de 1985. Consagrado obispo el 3 de mayo de 1985, tomó posesión de la sede el 19 del mismo mes y año. El 30 de diciembre de 1992 Juan Pablo II lo trasladó a la diócesis de La Rioja.

Lo sucedió como tercer obispo monseñor Juan Rubén Martínez, elegido por Juan Pablo II el 12 de febrero de 1994. Recibió la consagración episcopal y tomó posesión de esta diócesis el 19 de marzo de 1994. El 25 de noviembre de 2000 el mismo Pontífice lo trasladó como obispo de Posadas.


Cincuenta años después

Hoy la diócesis de Reconquista está gobernada pastoralmente por monseñor Andrés Stanovnik, capuchino, quien estando en el gobierno central de la Orden en Roma, Juan Pablo II lo eligió obispo de Reconquista el 30 de octubre de 2001. Recibió la ordenación episcopal y asumió el gobierno pastoral de la diócesis el 16 de diciembre de 2001. Debido a su cargo de secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) debe ausentarse a menudo de la diócesis, por lo que el Santo Padre Benedicto XVI, el 4 de agosto de 2005, le asignó como obispo auxiliar a monseñor Ramón Alfredo Dus, quien recibió la ordenación episcopal el 17 de septiembre de 2005 y se hizo cargo de su oficio el 2 de octubre del mismo año.

El 10 de abril de 1961 el Santo Padre Juan XXIII erigió la nueva diócesis de Rafaela asignándole el departamento Nueve de Julio desmembrado de Reconquista, con lo cual la diócesis quedó solamente con los departamentos General Obligado y Vera, y la parte norte del departamento San Javier, pues la parte sur se cedió a la arquidiócesis de Santa Fe. Con estas modificaciones la diócesis de Reconquista quedó con 35.000 km2 de superficie y una población de alrededor de 230.000 habitantes. Cuenta con 20 parroquias y 43 sacerdotes (35 diocesanos y 8 religiosos).

 

Villa María


Según la bula de erección

Sufragánea de Córdoba. Tiene una superficie de 14.460 km2 y una población de 265.000 habitantes. Comprende, en la provincia de Córdoba, los Departamentos de Tercero Arriba y General San Martín, la mitad septentrional de los Departamentos de Unión y Marcos Juárez, y una pequeña parte al Sudeste del Departamento de Río Segundo, incluyendo el pueblo de Pozo del Molle, desmembrados parte de la arquidiócesis de Córdoba y parte de la diócesis de Río Cuarto. Cuenta con 22 parroquias y 45 sacerdotes (31 diocesanos y 14 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Alberto Deane, pasionista, de Arrecifes (Bs.As.), 48 años, elegido por el papa Pío XII el 13 de marzo de 1957. Recibió la consagración episcopal el 29 de junio de ese año y tomó posesión de esta diócesis el 4 de julio de 1957. Renunció por razones de salud el 15 de abril de 1977


Obispos sucesores

A monseñor Deane lo sucedió como segundo obispo de Villa María monseñor Cándido Genaro Rubiolo, a quien siendo obispo auxiliar de Córdoba Pablo VI lo trasladó a Villa María el 15 de abril de 1977, de la que tomó posesión el 13 de julio de 1977. El 15 de octubre de 1979 Juan Pablo II lo promovió a la sede arquidiocesana de Mendoza.

El tercer obispo fue monseñor Alfredo Guillermo Disandro, quien desempeñándose como auxiliar de Córdoba fue trasladado por Juan Pablo II a Villa María el 16 de abril de 1980. Tomó posesión el 18 de mayo siguiente. Renunció por edad el 23 de junio de 1998. Falleció el 1 de julio de 2001.

El cuarto obispo de Villa María fue monseñor Roberto Rodríguez, a quien siendo obispo auxiliar de Córdoba Juan Pablo II lo trasladó a la sede de Villa María el 23 de junio de 1998, de la que tomó posesión el 13 de septiembre de 1998. El 24 de mayo de 2006 el papa Benedicto XVI lo trasladó como obispo de La Rioja.


Cincuenta años después

Hoy la diócesis de Villa María está regida pastoralmente por monseñor José Ángel Rovai, quien el 3 de octubre de 2006, siendo obispo auxiliar de Córdoba fue trasladado por Benedicto XVI como quinto obispo de Villa María, de la que tomó posesión el 3 de diciembre siguiente.

Con el tiempo, la primitiva delimitación de la diócesis fue modificada y aumentada su superficie y sus límites especificados así: Los departamentos de General San Martín, Marcos Juárez (mitad septentrional hasta el límite norte de las parroquias de Corral de Bustos e Isla Verde, de la diócesis de Río Cuarto), Río Segundo (extremo SE, incluyendo la parroquia de Pozo del Molle), Tercero Arriba (excluyendo la zona de Corralito), Unión (mitad septentrional, hasta el límite norte de las parroquias de Laborde, Monte Maíz y Pascanas, de la diócesis de Río Cuarto) y Calamuchita (mitad sur).

Estas modificaciones llevaron a 28.000 los km2 de superfice, y a 440.000 los habitantes, para los cuales se cuenta con 51 parroquias y 69 sacerdotes (56 diocesanos y 13 religiosos).

 

Formosa


Según la bula de erección

Sufragánea de Santa Fe. Tiene una superficie de 107.277 km2 y una población de 170.000 habitantes. Comprende todo el territorio de la provincia de Formosa, que antes pertenecía a la diócesis de Resistencia. Cuenta con 6 parroquias y 23 sacerdotes (1 diocesano y 22 religiosos).


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Pacífico Scozzina OFM. (Pacífico era  -y es-  su nombre de religión, y así consta en la bula. Luego, por cuestiones administrativas, debió restablecer su nombre civil o de pila: Raúl Marcelo). Santafesino de 36 años. Fue elegido por Pío XII el 7 de mayo de 1957. Recibió la consagración episcopal el 21 de julio de 1957 y tomó posesión de la sede formoseña el 28 de septiembre de ese mismo año. El 31 de marzo de 1978 renunció por razones de salud.


Obispos sucesores

El segundo obispo fue monseñor Dante Sandrelli, quien siendo obispo auxiliar de esta misma sede, el 31 de marzo de 1978 el papa Pablo VI lo designó obispo diocesano de Formosa. Renunció por edad el 14 de enero de 1998 y viajó a Cuba donde prestó servicios pastorales en el santuario de la Virgen de El Cobre, patrona de Cuba. Murió el 7 de diciembre de 2002.


Cincuenta años después

Actualmente el obispo diocesano es monseñor José Vicente Conejero Gallego, elegido por Juan Pablo II obispo coadjutor de Formosa el 5 de diciembre de 1996. Recibió la consagración episcopal el 19 de marzo de 1997 y es obispo diocesano de Formosa por sucesión desde el 14 de enero de 1998.

El territorio jurisdiccional de la diócesis de Formosa no sufrió cambio alguno, ya que continúa siendo toda la provincia de Formosa. En la bula de erección decía que tenía más de cien mil kilómetros cuadrados. Seguramente el error provenía de haber copiado la superficie anterior cuando junto con el Chaco integraba la diócesis de Resistencia. Su verdadera superficie abarca 72.066 km2. Mientras que sus primitivos 170.000 habitantes son ahora 485.700. Para su atención espiritual cuenta con 26 parroquias y 44 sacerdotes (21 diocesanos y 23 religiosos). Ahora es sufragánea de Reconquista.

 

Posadas


Según la bula de erección

Sufragánea de Paraná. Tiene una superficie de 27.222 km2 y una población de 300.000 habitantes. Comprende todo el territorio de la provincia de Misiones que antes formaba parte de la diócesis de Corrientes. Cuenta con 12 parroquias y 65 sacerdotes, todos del clero religioso.


Primer obispo

Su primer obispo fue monseñor Jorge Kemerer SVD, entrerriano, 48 años, elegido por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Fue ordenado obispo el 8 de junio siguiente y tomó posesión de esta sede el 6 de julio de 1957. Gobernó pastoralmente la nueva diócesis durante casi 30 años hasta su renuncia por edad el 16 de junio de 1986. Murió el 26 de junio de 1998.


Obispos sucesores

A monseñor Kemerer lo sucedió como segundo obispo de Posadas, monseñor Carmelo Juan Giaquinta, quien siendo obispo auxiliar de Viedma fue trasladado por Juan Pablo II a la sede de Posadas el 16 de junio de 1986. Siete años después, el 22 de marzo de 1993, el mismo Pontífice lo promovió a la sede arzobispal de Resistencia.

Tercer obispo de Posadas fue monseñor Alfonso Delgado, del clero de la Prelatura Personal del Opus Dei, quien siendo obispo de Santo Tomé, fue trasladado a la sede de Posadas por Juan Pablo II el 25 de febrero de 1994 y tomó posesión el 1º de mayo de ese año. El 29 de marzo de 1999 fue promovido por el mismo Papa a la sede arquidiocesana de San Juan de Cuyo.


Cincuenta años después

En la actualidad la diócesis de Posadas tiene como obispo a monseñor Juan Rubén Martínez, a quien el 25 de noviembre de 2000 el papa Juan Pablo II trasladó de la sede episcopal de Reconquista. Tomó posesión el 10 de marzo de 2001.

El 16 de junio de 1986 el papa Juan Pablo II erigió la nueva diócesis de Puerto Iguazú, dividiendo en dos partes la provincia de Misiones, con lo cual la diócesis de Posadas quedó con los departamentos de Apóstoles, Cainguás, Candelaria, Capital, Concepción, Leandro N. Alem, Libertador General San Martín, Oberá, San Ignacio, San Javier y Veinticinco de Mayo, con una superficie total de 13.353 km2 y 682.000 habitantes.

Para esta población la diócesis de Posadas cuenta con 41 parroquias y 88 sacerdotes (25 diocesanos y 63 religiosos).

Ahora es sufragánea de Corrientes.


Superficie y población

Las nuevas diócesis erigidas en 1957 abarcaban un total de 944.468 kilómetros cuadrados y comprendían una población, en ese momento, de 3.833.547 habitantes. Hoy en esas 12 circunscripciones eclesiásticas viven unos 7.500.000 habitantes.


Algunos datos curiosos

•  Al crear las doce nuevas jurisdicciones eclesiásticas, el Santo Padre nombró a sus respectivos obispos (no hay rebaño sin pastor). De esos primeros obispos diocesanos surgen estos datos curiosos:

•  Sólo uno de ellos (Mons. Enrique Rau) era obispo (de Resistencia) y fue trasladado a su nueva diócesis; los once restantes fueron elegidos y consagrados ese mismo año 1957.

•  De estos nuevos obispos, cinco eran religiosos (2 salesianos, 1 franciscano, 1 pasionista y 1 verbita).

•  Sólo dos eran porteños (Mons. Antonio M. Aguirre y Mons. Juan José Iriarte); 4 nacidos en diversas localidades bonaerenses (Mons. Alberto Deane, Mons. Enrique Rau, Mons. Mariano Pérez y Mons. Jorge Mayer); 2 cordobeses (Mons. Filemón Castellano y Miguel Raspanti); 1 catamarqueño (Mons. Agustín Adolfo Herrera); 1 correntino (Mons. Jorge Ramón Chalup), 1 santafesino (Mons. Raúl Marcelo Scozzina) y 1 entrerriano (Mons. Jorge Kemerer).

•  Todos pertenecían a una misma generación (nueve de ellos tenían entre los 40 y 49 años).

•  Mons. Scozzina fue el obispo más joven de la Iglesia en la Argentina con 36 años.

•  De esos doce pastores, tres fueron promovidos a una sede arzobispal: Mons. Carlos M. Pérez, arzobispo de Salta; Mons. Jorge Mayer, arzobispo de Bahía Blanca y Mons. Juan José Iriarte, arzobispo de Resistencia.


Fuentes

Los datos históricos y estadísticos fueron tomados de las siguientes fuentes: Anuario Eclesiástico de la República Argentina (1961), Guía Eclesiástica Argentina (AICA 2000); Colección del Boletín AICA (años 1956-2006); Censo Nacional de Población (INDEC 2001).